domingo, 17 de marzo de 2013

Fiveways Hall: pésima residencia estudiantil

Hoy necesito desahogarme de un serio problema que estoy teniendo en mi residencia estudiantil. Ya conté que desde finales de enero tengo un vecino negro en el cuarto de arriba que le encanta escuchar rap muy fuerte y tiene unos parlantes que hacen mucho ruido. Casi dos meses después sigo con la misma situación, pero ahora, ya ni los de seguridad de mi hall quieren intervenir. Este ha sido el peor fin de semana de mi vida.

El viernes el negro llegó a las 3am y prendió la música duro, me despertó y llamé a seguridad. Ahora bien, el guardia de turno es un señor ya mayor, quien me mostró mi cuarto la primera vez que llegué aquí (y de quien dije que le hizo falta por lo menos mostrarme dónde estaban las otras habitaciones de la casa), llamé al señor, vino hasta mi cuarto (dónde se podía oír la música) y me dice. "pues yo no escucho nada"... lo miré con cara de "are you fucking kidding me?" y le dije que desde la puerta se podía escuchar, pero que si quería pasara adentro del cuarto y él seguía insistiendo que no escuchaba nada. Como ya estaba pensando que me había vuelto loca, llamé a una de mis compañeras para que corroborara el ruido, y apenas puso un pie en el umbral de mi puerta, se asombró por el ruido de los parlantes. El tipo ya vio que éramos dos contra uno y dijo que iba a ir, pero nunca subió así que me tuve que aguantar la música hasta las 8am... con la consecuente migraña tan fuerte que me perdí mi viaje a Cambridge.

El sábado en la noche las cosas parecieron mejorar, hasta que el negro apareció otra vez a las 3am, esta vez con varios amigos y empezaron a poner música y a brincar en el cuarto, justo encima de donde estoy yo. Llamé otra vez a seguridad (el mismo viejo) y esta vez ni siquiera vino. Lo volví a llamar y él dijo que no le había parecido que hubiera ruido... le dije que era un incompetente y que iba a hablar con su jefe de eso.

Le escribí otro correo al gerente, relatándole lo sucedido, y me dijo que fuera mañana lunes a su oficina para ver qué otro cuarto había para mudarme.

Aunque no es lo que quiero, me tocará mudarme de aquí porque el negro descerebrado ese no entiende que el ruido de sus parlantes no sólo me afecta a mi, sino a mi compañera de al lado (que no se queja porque le da miedo los de seguridad). Lo que no entiendo es qué ha estado haciendo la gerencia respecto a ese asunto. Parece que le tuvieran miedo al negro, como si el sólo hablarle les fuera a hacer daño o quien sabe qué.

El tipo este está violando el contrato pero aquí parece no importarles. De hecho ya el negro sabe que soy yo la que llama y a veces viene y brinca en el suelo (mi techo) por pura maldad. Otra cosa que me desespera es que si por lo menos escuchara la música un rato y luego la apagara, pero he tenido días que prende el equipo a las 2am y lo apaga a las 12 del otro día! o mejor aún, lo prende y se va, y deja la música sonando.

Esta falta de sueño, la intranquilidad, y el estrés me están acabando. No he parado de llamar a mi familia llorando, desesperada, de gritarle todas las vulgaridades que se me ocurren al negro ese, pero nada me funciona (yo sé que no es muy elegante, pero a las 3am, sola, desesperada, no pienso de forma muy racional)

Honestamente no me ha gustado para nada esta experiencia de vivir en halls de estudiantes. A pesar que he encontrado gente muy amable y agradable, los descerebrados que no saben vivir en sociedad hacen que uno la pase muy mal. En mi caso es aún más sensible porque estoy terminando la tesis de la maestría y mi trabajo es bastante fuerte, y necesito descansar todo lo que más pueda porque procesar tanta información me cansa bastante.

Mucha gente me dice que use audífonos o tapones de oído... si eso funcionara, lo haría, y no me estaría quejando, pero el problema es que por la forma como están construidos estos edificios, el ruido de los bajos se concentra y no hay poder humano que lo disipe. De hecho, aquí dejo dos videos que he tomado para que vean que no estoy exagerando, estas han sido mis madrugadas los últimos tres meses (hay que subirle el volumen a los parlantes porque mi cámara no es precisamente la mejor grabando sonidos).



En este se pueden escuchar los brincos y cómo mi lámpara de techo vibra con los golpes.


Mi contrato ya se acaba en junio, y espero que me cambien de cuarto pronto. Ahora mismo estoy buscando  un cuarto para alquilar en una vivienda privada, o para compartir pero con gente trabajadora o estudiantes de grados altos cuando vuelva en agosto.

Si me piden referencias de esta residencia, puedo decir con toda certeza que Fiveways Halls Wolverhampton es una pésima residencia, que les importa más el dinero que la seguridad y bienestar de los residentes y que en lo posible busquen otra opción. Sin  embargo, si no les queda más remedio que venir aquí, prepárense para encontrarse los panoramas más desagradables, la gente más irritante y la gerencia más inepta de todas.

1 comentario:

  1. Ay Kate, que se te puede decir???
    Que lo mejor es que ojalá te cambién de habitación y a mitad de año puedas mudarte de ahí, porque está visto que al negro ese no le importa nada ni nadie, que la gente encargada de hacer respetar la convivencia no hace su trabajo.
    Y haces muy bien al comentar esto, porque de seguro la gente que busque alojamiento busca en google el nombre del lugar para leer referencias, por lo que si puedes colocar este mismo post en inglés sería ideal!!!.
    Abrazos y fuerza :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails