jueves, 16 de junio de 2011

La beca que si fue

Aunque los tres lectores del blog ya sepan la buena nueva igual la repito: por fiiin gané beca para estudiar la maestría en el exterior!!! (y por exterior, me refiero a Europa)

Ya conté la triste historia de la Odisea Suiza en la cual no sólo me estrellé de frente con mi (in)capacidad para hablar en francés, sino que casi pierdo la fe en mi misma.

Sin embargo, no perdí la fe del todo y continué enviando más papeles, presentándome a las convocatorias de becas que encontraba (que exagerada, nada más dos) y al fin una puerta se abrió. Pero empiezo por el principio.

Mi colega y exprofesor Pedro envió un link con la convocatoria de una beca para estudiar la Maestría en Procesamiento del Lenguaje Natural y Tecnologías del Lenguaje Humano. Ya otro de mis profesores me había recomendado presentarme a esta maestría, pero en otra universidad. El tema me parecía interesante, pero nunca me había puesto a profundizarlo. El caso es que envié los papeles y me desentendí de esta beca.

Más o menos en la misma época envié papeles para la U de Bergen, la U de Ginebra (sí, yo insistí... aún sin beca quedaba la opción de hacer un préstamo....además, mi compañero que está allá tenía mis papeles y pues, le pedí que los presentara por si acaso) y me presenté a otra Universidad en Cádiz.

En enero me escribieron de Cádiz informando que me aceptaban en la Maestría en doblaje y subtitulaje, mi sueño. Pero era una maestría profesional, no investigativa. Hacer un préstamo para estudiar algo que no me conduciría a estudios de doctorado no me parecía muy rentable (en especial porque para pagar el préstamo necesitaría un muy buen puesto y esos puestos piden gente con doctorado). Escribí diciendo que no me tomaran en cuenta en esta cohorte, que ya luego les confirmaba si entraba a final de año (la rogada).

En febrero llegó la noticia más paradójica de todas: la aceptación a la
Universidad de Ginebra (ja, ¿quién dijo que no sé francés?) a la Maestría en Tecnologías de la Traducción. Sin embargo, pensé que todavía tenía que esperar respuesta de las dos opciones de beca.

En marzo (ohh bello mes) llegó la sorpresa. Resulta que mis esperanzas estaba puestas en la U de Bergen. Aunque no era precisamente mi campo (Maestría en Estudios Latinoamericanos) pensé que sería bueno darme la oportunidad de abrirme a un terreno nuevo, explorar los confines teóricos de un estudio especializado. Sin embargo, y lejos de mi sueño de servir como intermediaria entre dos culturas distantes, la vida me llevó por un camino un poco más diferente.

Recuerdo bien que fue un viernes que llegué a mi casa y como de costumbre, abrí mi correo para ver qué había recibido durante el día. Inmediatamente llamó mi atencíón el que decía IMPORTANT Erasmus Mundus Master in NPL and HLT. Lo abrí casi esperando ver un "Muchas gracias por su interés, pero..." porque no creía que me fueran a considerar. Sin embargo, el "pero" no existía! en su lugar me decían "Le comunicamos que su postulación fue aceptada y le otorgamos una beca". Al principio no me la creí, pensé que me estaban gastando una broma o que mi inglés ´me había hecho una mala pasada... mientras me tranquilizaba y leía con calma, me di cuenta que por fin! una de mis solicitudes había surtido efecto! me habían dado una beca para estudiar la Maestría Erasmus en Procesamiento del Lenguaje Natural y Tecnologías del Lenguaje Humano.

La beca me la otorga la Comisión Europea Erasmus Mundus para estudiar una maestría que, en conjunto, brindan cuatro países: España, Inglaterra, Portugal y Francia. Yo elegí un año en España y el otro en Inglaterra, por esa razón estaré viajando en septiembre para estudiar en la Universidad Autónoma de Barcelona y el próximo año a la University of Wolverhampton.

Poco a poco he ido organizando todos los detalles concernientes al viaje, visa y estadía. Todavía como que no me lo acabo de creer. Claro que entre el trabajo y las miles de cosas que tengo que hacer, no me ha dado tiempo de sentarme a pensar bien. Estoy emocionada, muy emocionada y cuento los días para el viaje, pero también estoy a la expectativa y pues, para qué negarlo, tengo un poco de susto.

Por ahora sólo puedo agradecer a la vida, a la fuerza divina, al apoyo de mi familia, de mis amigos y a todos los que de una u otra forma hicieron posible este regalo (ya sueno como reina de belleza). Estoy muy agradecida por esta oportunidad y pues, espero que en esta nueva etapa de mi vida sepa enfrentar las cosas con la madurez que he ganado en este último año.

Ahh y por cierto, la beca en la que tenía las esperanzas, la de la U de Bergen.... no me la dieron porque "aunque cumples con los requisitos, comparada con los otros no tienes las competencias suficientes.... en idioma inglés" jajajajajaja!! mentiras... pero no sé en qué no tengo competencias suficientes :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails