viernes, 27 de agosto de 2010

Una mirada al pasado



Ando sentimentaloide (Dave, mil gracias!!) porque mi entorno está cambiando con la rapidez del rayo (y estar con gripa y casi sin voz tampoco ayuda mucho a subir el ánimo).

Mis mejores amigos (y los nuevos amigos) están siguiendo con sus vidas, yo estoy siguiendo con mi vida y todo, inevitablemente, cambia.

Ya no podremos volver a reunirnos los viernes con la excusa "es que quedé muy cansado del trabajo y necesito relajarme", ya las fincas y las salidas a comer pasan de ser mensuales a quien sabe cuándo. Ya la distancia no es sólo temporal, es geográfica.

Estoy muy orgullosa de que todos sigan con sus vidas, pero duele esa separación, tanto que esta semana he estado medio down con todos los cambios, y lo más triste: casi no he podido estar ahí para las despedidas.

Ahorita estaba releyendo correos y chats antiguos, de cuando en clase nos quejábamos porque nos ponían 2000 palabras para traducir y veo que hoy en día podemos hasta con 4000 sin problemas. Leía sobre los planes de reunirnos para estudiar: "Este sábado a las 2 en mi casa, trae los talleres de francés", "Ya terminaste de corregir los subtítulos, creo que nos tocará reunirnos para revisarlos porque están muy largos", "Esa tarea está muy enredada, ¿quedamos el lunes en la oficina del profesor?" y me teletransporté a esa época donde nuestro tiempo se medía por semestres, por trabajos que había que entregar, por planes estudiantiles de fines de semana. Donde tenías tu vida clara durante unos cuatro o cinco años, donde estabas en un ambiente relativamente seguro.

Hoy veo hacia atrás y aunque estoy contenta con todo lo que hemos logrado, con todo lo que hemos vivido y aprendido, con todo lo que hemos recorrido, veo también que la vida ha seguido su curso lentamente. El paso del tiempo nos ha llevado por varios caminos y en este punto nos separa hacia destinos desconocidos. Sin embargo tenemos esos buenos recuerdos en nuestras mentes, tenemos el placer de haber compartido con personas maravillosas que un día adornaron nuestro entorno con su presencia.

Hoy nuestras metas se vuelven más grandes, nos volvemos más ambiciosos, nuestra vida se fracciona y se orienta hacia nuevos objetivos; pero allí, guardados en un rincón de nuestra bandeja de correo, se encuentran las evidencias de una vida anterior, una vida que todos disfrutamos y que recordaremos con mucho cariño.

domingo, 22 de agosto de 2010

Elogio a la mujer brava

Para quien no lo sepa, Héctor Abad nació en Colombia en 1958 y se recibió en Literatura moderna en Italia. Regresó a Colombia en 1987 cuando un grupo paramilitar asesinó a su papá (médico defensor de derechos humanos y fundador de la que ahora es la facultad de medicina), pero vuelve a Italia por amenazas recibidas. Regresó en 1993, aproximadamente, y en la actualidad reside en Bogotá. (Tomado de un correo que me llegó)

Elogio a la mujer brava

Por Héctor Abad
Estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas.


A los hombres machistas, que somos como el 96 por ciento de la población masculina, nos molestan las mujeres de carácter áspero, duro, decidido. Tenemos palabras denigrantes para designarlas: arpías, brujas, viejas, traumadas, solteronas, amargadas, marimachas, etc. En realidad, les tenemos miedo y no vemos la hora de hacerles pagar muy caro su desafío al poder masculino que hasta hace poco habíamos detentado sin cuestionamientos. A esos machistas incorregibles que somos, machistas ancestrales por cultura y por herencia, nos molestan instintivamente esas fieras que en vez de someterse a nuestra voluntad, atacan y se defienden.

La hembra con la que soñamos, un sueño moldeado por siglos de prepotencia y por genes de bestias (todavía infrahumanos), consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Que use las manos para la caricia, para tener la casa impecable, hacer buenos platos, servir bien los tragos y acomodar las flores en floreros. Este ideal, que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen por televisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bola, con curvas increíbles (te mandan besos y abrazos, aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran “no más usted me avisa y yo le abro las piernas”, siempre como dispuestas a un vertiginoso desahogo de líquidos seminales, entre gritos ridículos del hombre (no de ellas, que requieren más tiempo y se quedan a medias).

A los machistas jóvenes y viejos nos ponen en jaque estas nuevas mujeres, las mujeres de verdad, las que no se someten y protestan y por eso seguimos soñando, más bien, con jovencitas perfectas que lo den fácil y no pongan problema. Porque estas mujeres nuevas exigen, piden, dan, se meten, regañan, contradicen, hablan y sólo se desnudan si les da la gana. Estas mujeres nuevas no se dejan dar órdenes, ni podemos dejarlas plantadas, o tiradas, o arrinconadas, en silencio y de ser posible en roles subordinados y en puestos subalternos. Las mujeres nuevas estudian más, saben más, tienen más disciplina, más iniciativa y quizá por eso mismo les queda más difícil conseguir pareja, pues todos los machistas les tememos.

Pero estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Ni siquiera tenemos que mantenerlas, pues ellas no lo permitirían porque saben que ese fue siempre el origen de nuestro dominio. Ellas ya no se dejan mantener, que es otra manera de comprarlas, porque saben que ahí -y en la fuerza bruta- ha radicado el poder de nosotros los machos durante milenios. Si las llegamos a conocer, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad a punta de alfileres, nos daremos cuenta de que esa nueva paridad es agradable, porque vuelve posible una relación entre iguales, en la que nadie manda ni es mandado. Como trabajan tanto como nosotros (o más) entonces ellas también se declaran hartas por la noche y de mal humor, y lo más grave, sin ganas de cocinar. Al principio nos dará rabia, ya no las veremos tan buenas y abnegadas como nuestras santas madres, pero son mejores, precisamente porque son menos santas (las santas santifican) y tienen todo el derecho de no serlo.

Envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinteañeras (mirémonos el pecho también nosotros y los pies, las mejillas, los poquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio, pero son sabias para vivir y para amar y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (se necesita siempre, a diario), o una estrategia útil en el trabajo, o una maniobra acertada para ser más felices, ellas te lo darán, no las peladitas de piel y tetas perfectas, aunque estas sean la delicia con la que soñamos, un sueño que cuando se realiza ya ni sabemos qué hacer con todo eso.

Los varones machistas, somos animalitos todavía y es inútil pedir que dejemos de mirar a las muchachitas perfectas.. Los ojos se nos van tras ellas, tras las curvas, porque llevamos por dentro un programa tozudo que hacia allá nos impulsa, como autómatas. Pero si logramos usar también esa herencia reciente, el córtex cerebral, si somos más sensatos y racionales, si nos volvemos más humanos y menos primitivos, nos daremos cuenta de que esas mujeres nuevas, esas mujeres bravas que exigen, trabajan, producen, joden y protestan, son las más desafiantes y por eso mismo las más estimulantes, las más entretenidas, las únicas con quienes se puede establecer una relación duradera, porque está basada en algo más que en abracitos y besos, o en coitos precipitados seguidos de tristeza. Esas mujeres nos dan ideas, amistad, pasiones y curiosidad por lo que vale la pena, sed de vida larga y de conocimiento.

¡Vamos hombres, por esas mujeres bravas!

¡Oro por que mis 2 hijas sean de éste maravilloso grupo y encuentren hombres que sepan apreciar a esta clase de nuevas mujeres!

(¿Dónde estarán esos hombres?)

Para los traductores-intérpretes


Zapatero a tus zapatos bien reza el conocido refrán y, aunque muchas veces he sido testigo de su eficacia, hoy fui testigo en mi propio campo: la traducción e interpretación.

A menudo en mi profesión me he sentido menospreciada o disminuida por personas que dicen saber dos o más idiomas. En mi trabajo muchos superiores se incomodan con mi presencia porque dicen que si ellos hablan inglés no es necesario que yo esté, y aunque sigo comprobando que no es verdad, a veces me dejan pensando si podrían tener o no razón (dudas existenciales que llaman).

Sin embargo, en ocasiones como hoy que fui receptor pasivo de la información traducida por un "intérprete" ad hoc me doy cuenta de la verdad que encierra dicho refrán.

Hoy tuvimos una especie de charla en la cual se nos dio una pequeña introducción a los aspectos culturales de la india tales como comida, matrimonio, trabajo etc, esta charla la dictó un oriundo de la India y otra expositora colombiana. Yo me rebelé y dije que iba en son de asistente, no de traductora, por lo tanto la expositora colombiana (que sabe inglés) se ofreció para ser la traductora.

Es muy gracioso cuando ya después de un tiempo en la profesión, mis chips inglés-español-inglés están finamente sintonizados, y a pesar que yo iba sólo a escuchar, mi mente no podía dejar de hacer las conversiones y reciclar la información para traducirla (es una técnica medio copiada-medio inventada que me ha servido para la interpretación en las reuniones).

Esta expositora sabe mucho inglés, tiene un manejo excelente en la parte comunicativa y ya ha tenido experiencia en el estudio de la cultura India, sin embargo, la interpretación es mucho más que eso. En una actividad de interpretación más que captar las palabras claves y construir nuestro propio significado, la idea es captar el verdadero significado de lo que el emisor está hablando, y transmitirlo con la mayor exactitud posible. Esto aplica de forma especial cuando hablamos de pequeños matices de entonación y apoyo gesticular que contienen en sí mismos una carga de significado bastante fuerte, en especial cuando hablamos de aspectos culturales.

Al principio de la conferencia el orador se presentó, comentó de donde venía y cuanto tiempo había estado trabajando en América Latina, aquí se fueron unos buenos 10 minutos mientras el orador rememoraba los países donde había trabajado y unos ciertos roles de apoyo que había desarrollado, la chica lo tradujo supremamente resumido diciendo "el se llama ****, viene de *** y ha trabajado ** años en América Latina"... todos se quedaron mirando con cara de "Aquí falta más..."

La conferencia siguió y el orador empezó a hablar del hinduísmo, de los principales dioses de esta religión y las historias que se le asocian a ellos. En un momento dado empezó a comentar que conceptos tales como los aviones, la televisión, la reencarnación (que creemos son conceptos de la nueva era), ya habían sido expuestos en los textos antiguos de los hindúes. La chica lo interpretó como que estos conceptos surgieron con base en los textos de los hindúes.

El orador habló sobre la poligamia, que era permitida mucho tiempo antes que los británicos colonizaran la India, la chica lo interpretó que ésta fue permitida a partir del momento que los británicos colonizaron la India.

El orador hablaba sobre el concepto de la comida para los Indios. La comida para ellos tiene un concepto de medicina, es decir, lo que ellos ingieren debe servirle al cuerpo y al alma (por eso la tasa de consumo de comidas rápidas y alcohol es relativamente baja allá), la chica interpretó que él iba a hablar sobre la comida medicinal (no muy equivocada, pero no es el matiz correcto).

Ya al final, no resistí más y como algunas personas de la reunión entendían otra cosa, continué ayudándola con la traducción, en especial en un tema bomba sobre la comparación cultural desde el punto de vista del trabajo-familia-educación (tema para otro post). No le quité su puesto de traductora porque no era mi exposición (ni se me pidió formalmente hacer ese trabajo), pero si me pidió ayuda en las partes difíciles y estaba pendiente que el significado fuera correcto.

Al final todos se fueron muy contentos por lo que aprendieron y se despidieron muy formales del orador. Sin embargo pequeños errores como estos, aunque parezcan inocentes, pueden llegar a causar una mala impresión de una cultura frente a otra (y todos sabemos que los temas más delicados de tratar son las exposiciones culturales en un ambiente multinacional) y de cierta forma pude notar que muchas de los significados cargados con matices culturales se perdieron debido a la falta de pericia del "traductor" para poder transmitirlos al público. En esta situación, me di cuenta del papel tan importante que tiene un traductor/intérprete en el traspaso del conocimiento (no es que no lo supiera, sino que a veces hasta uno mismo duda de su profesión) y me di cuenta que el entrenamiento que nosotros tenemos no va a ser superado NUNCA por alguien que sólo se limite a manejar el idioma.

Estos casos prácticos me gusta compartirlos porque sé que como yo, hay muchos allá afuera que a veces se sienten igual frente al desarrollo de nuestra profesión, en especial si trabajan en ambientes multinacionales, con algunos que se creen sobrados porque manejan un idioma extra. También me parece muy importante la especificidad de sentido y significado que sólo un traductor/intérprete puede brindar al momento de realizar una traducción/interpretación (valga la redundancia) esto garantiza no sólo el correcto traspaso de la información sino la reacción apropiada en el espectador (en la gran mayoría de casos).

lunes, 16 de agosto de 2010

Afroamericano con ojos azules

La comida de ayer fue un éxito, pero como buena olvidadiza (y mis amigos también) nadie trajo cámara y se me olvidó tomarle fotos con la del celular, así que por el momento no hay fotos de tan magno evento (ni tan rica comida).

Ayer hablábamos sobre lo atractivo que es, en una persona, la combinación de cabello oscuro, tez y ojos claros, o morenos con ojos claros (aunque una armonía física es suficiente) y hoy que estaba revisando correo encontré un suceso que no es muy común, un bebe de rasgos africanos con ojos (ojazos) azules. Dicen que la probabilidad de que nazca un niño de rasgos fisicos africanos (color de piel negra, nariz ancha, pelo rizado) y ojos color azul es de una en un millón. Dicen que hay gente morena con ojos color claro, o bien comparten una o más caracteristicas anglosajonas (pelo claro, nariz respingada etc) pero difícilmente sus ojos son azules (tienden a ser cafés, verdes y en menor medida grises).

Sea lo que sea este bebe se ve bien simpático y esos ojos color azul le ayudan más. Aquí dejo las fotos (sin copyright porque no sé de donde las sacaron).









Simpático, ¿no?

sábado, 14 de agosto de 2010

Arroz con coco

Hoy siento el delicioso olor del coco recién rallado mezclándose con el arroz. Siento el agradable chisporroteo de esta mezcla en la sartén y puedo observar cómo se va convirtiendo en aceite. También siento el agradable aroma del pescado puesto a marinar con limón y ajo, veo los tomates rojos y grandes, las cebollas blancas y los aguacates verdes. También huelo el delicioso aroma de la panela, antes de que se disuelva con el agua y se le agregue el limón.

¿Les suena conocido? Estos son algunos de los ingredientes utilizados para preparar mi plato favorito, un plato costeño: el pescado frito con arroz con coco!

Mañana tendré el placer de compartir la tarde con algunos de mis amigos más cercanos y extrañamente con este grupo de amigos nuestras actividades se desenvuelven siempre alrededor de la comida.

Los jóvenes, en general, prefieren invertir en una finca, en trago, en fiesta, y si sobra, algo para la comida (que generalmente es mecato). Con este grupo de amigos que les menciono, invertimos de forma particular en la comida. Es chistoso pero todas nuestras reuniones funcionan alrededor de la planeación, preparación, y degustación de platos nacionales y extranjeros, de costumbres propias o explicación de costumbres foráneas, pero todo con comida!

Mañana tendremos otra muestra de la comida de mi tierra de nacimiento, el menú: arroz con coco, pescado, patacón y ensalada con su correspondiente guarapo. Aquí aprovecho que mi mamá está animada preparando el arroz con coco (mientras intenta enseñarme) e inmortalizaré su receta. Tengan en cuenta que, aunque preparar un arroz con coco es relativamente fácil, al principio requiere su buena dedicación y necesito ser muy precisa en los detalles (por eso los comentarios medio salidos del contexto).

Ingredientes (Para cinco personas y que sobre para después porque todos repiten):

2 cocos
1 libra de arroz
Uvas pasas (al gusto)
Azucar y sal al gusto

Se parte el coco y se reserva el agua (es decir, no vaya a botar el agua del coco sino que la guarda para después). Se ralla la pulpa del coco (o se echa en la licuadora para que se ralle solita). Como no estamos al nivel del mar (no pregunten que esa parte no la entendí... cosas de mi mamá) se calienta una taza de agua (por cada coco) y se le echa a ese coco rallado para sacarle el jugo, me explico:
Ustedes cogen ese coco rallado y le echan dos tazas de agua, lo dejan reposar, lo amasan y luego lo pasan en un colador y van exprimiéndolo, sacando la "leche" del coco. Cuando terminen de sacarle la leche del coco, no vayan a botar ese afrecho, porque todavía se utiliza (a ese coco se le saca hasta el IVA).

Esa leche se pone a cocinar para que suelte el aceite, me explico:
Ustedes echan esa leche de coco en una olla y la ponen a calentar (sin taparla) esta leche empieza a hervir y finalmente se va volviendo transparente (queda como aceite) y dejan que ese aceite siga hirviendo hasta que se va volviendo doradito y se va poniendo grumosito (mi mamá le dice que parecen chicharroncitos. El secreto del arroz con coco está aquí: apenas la leche se empiece a poner aceitosa transparente hay que empezar a revolver, de esta forma se evita que los grumitos (chicharroncitos) se peguen al fondo de la olla, pero hay que dejar que se pongan bien morenitos, sin dejar quemarlos. Esto puede tomar mas o menos 20 minutos de revoltura a fuego alto, por lo que recomiendo que se turnen de mano y trabajen en una estufa con una altura cómoda.

Finalmente cuando los chicharroncitos están bien morenos, y antes que se quemen se les agrega unas dos o tres cucharadas soperas de azucar, una pizca de sal y dos tazas de arroz, se sofríen y luego se les echa agua destilada de coco, me explico:
¿Recuerdan el afrecho que les dije que guardaran? ahora lo vuelven a utilizar, hacen el mismo proceso de sacarle la leche al coco (aunque esta vez sale más aguachenta) y tratan de sacar siquiera dos o tres tazas de agua (para cubrir las dos de arroz) y revuelven todo eso (sin afrecho, ya a éste le sacamos la vida, ya lo pueden botar) prueban a ver si le falta más sal o más azucar (ya aquí si es al gusto) y si quieren complementar echan el agua que le sacaron al coco (la original). También aquí se echan las uvas pasas si lo desean. Dejan que el arroz seque como con cualquier arroz normal que no se prepara en olla arrocera y luego le bajan al fuego, lo tapan y esperan que se cocine del todo.

Esto toma más o menos unos 30-40 minutos (la cocción), la preparación completa, para primerizos se puede llevar hasta dos horas, luego con la práctica se va demorando menos.

El pescado lo preparan mañana porque ese si es de consumo inmediato, y el secreto para que quede jugosito es limpiarlo, y ponerlo a marinar unas 12 horas antes de cocinarlo sólo con limón, sal y ajo. Luego se frita y queda delicioso.

Luego cuento cómo estuvo la comida y si puedo pongo foticos para que vean como queda de rico!

jueves, 12 de agosto de 2010

Una realidad embarazosa


Estos dos últimos domingos presentaron por Caracol TV un especial llamado Embarazo en adolescentes, una realidad embarazosa. El programa mostró la escalofriante realidad del aumento de embarazos adolescentes en Colombia, las causas, las consecuencias y qué piensa el estado frente a esta problemática.

El programa me pareció sencillamente espectacular porque lograron retratar de forma bastante acertada el marco en el que más se encuentra acrecentado este problema. Obviamente se centraron en los embarazos de adolescentes de estratos bajos y casi en condiciones de miseria, la población que más afectada se ve por este fenómeno y la que menos ayuda recibe del estado colombiano.

Toda la vida he sido defensora de la máxima: ayúdate a tí mismo que luego otro te ayudará; por eso no comparto la creencia de algunos en que el estado prácticamente nos tiene que sostener. Sin embargo, el espaldarazo que el estado colombiano, desde el Ministerio de Educación hasta el Ministerio de Salud, le ha dado a esta problemática (coincidiendo ellos en que es uno de los mayores problemas sociales que enfrenta Colombia hoy en día) nos deja pensativos.

Existen dos situaciones que una chica adolescente puede afrontar respecto al inicio de su vida sexual, y las consecuencias que esto puede traer.

La primera se enmarca en el siguiente perfil: la chica vive en condiciones de maltrato infantil, físico y psicológico, ya sea padre abusivo, o ausente, o madre abusiva. No tiene acceso a la educación, o si lo tiene, en su colegio no tiene orientación en materia de sexualidad. En esta situación tensionante, cualquier promesa o muestra de cariño bastan para que la chica decida irse de su casa con el primero que le prometa una situación diferente. Generalmente este salvador resulta ser un hombre mucho mayor que ella, alguien que sabe cómo manejarla, y se aprovecha de su inocencia.

Este marco se divide a su vez en dos situaciones. La primera es cuando las chicas quedan embarazadas porque ni ella ni su pareja se cuidan. En esta situación se vive una especie de chantaje emocional: el hombre, con machismo acérrimo, afirma que el cuidado es responsabilidad de la mujer y que "los condones son sólo para las prostitutas" (mostrando por ahí derecho las joyitas de hombres que se encuentran estas muchachas), y estas niñas, con tal de conservar a quien les dice palabras bonitas, las saca a pasear, les compra ropa, acceden a acostarse con ellos sin protección, a riesgo (y con seguridad) de un embarazo. La segunda situación hace referencia a las que voluntariamente deciden quedar embarazadas para "amarrar" al hombre que creen les da mejor vida que la anterior.Sin embargo, muy frecuentemente ambas situaciones se estrellan frente a una pared, puesto que los hombres tienden a ser pícaros y vividores que apenas se enteran de la irresponsabilidad que cometieron, salen con la excusa más típica: "ese hijo no es mío" y se van dejando a la futura madre en peores condiciones que al principio.

Una segunda situación es cuando las niñas aún viven en sus casas, sus hermanas mayores han quedado embarazadas, la situación familiar es tensa, entonces deciden quedar embarazadas para tener amor en sus vidas. Piensan que sus hijos les darán ese amor del que carecen y así podrán tener ese amor incondicional que tanto anhelan.

A pesar que la mejor educación que un ser humano puede recibir es en su hogar, en sus primeros años de vida, la vida de estas niñas está marcada por padres ausentes, abusivos o iletrados, a quienes les atemoriza o no tienen los elementos suficientes para hablar de sexo con sus hijos, dejándolos que experimenten por sí mismos o se eduquen a través de sus amigos, igual o aún más inexpertos que ellos.

Se esperaría entonces que estas niñas reciban una educación mínima en sexualidad en sus colegios, para de esta forma tener unas armas suficientes para tomar decisiones en lo que respecta su vida sexual. Sin embargo, en ningún colegio público colombiano existe una materia llamada educación sexual como tal. El reportero entrevistó a la señora Ministra de Educación de Colombia en lo que podríamos llamar un entrevistado que no tiene ni idea de cómo tratar la situación. No recuerdo el nombre de la señora, pero sencillamente no tenía ni idea de cómo impulsar este tipo de educación.

Aquí en Colombia se confunde clase catedrática con clase aburrida, con cháchara sin fondo y repetición de la repetidera. Una clase catedrática es una exposición donde se proporciona una cierta información para la reflexión y mejoramiento de una situación. Sin embargo, la señora Ministra de Educación, justificó que no creen en las clases catedráticas sino en la educación trasversal, es decir, que todas las materias se encarguen de aportarle algo al alumno sobre determinado tema.

Esta sería una situación ideal, pero nuestro sistema educativo es demasiado tradicional puesto que hace que el alumno dependa del profesor (a diferencia de otros sistemas educativos donde el profesor es una guía, y es el alumno quien se encarga de su propia educación) razón por la cual, una educación transversal es sencillamente ineficaz (como de hecho sucede actualmente). Me gustó mucho donde expusieron la parte en la que el Ministerio parece tener miedo (o pena) de hablar sobre sexualidad, puesto que nadie quiere hacerse cargo de un tema tan polémico y que, irónicamente, es una de las mayores causas de atraso en nuestro país. Esto demuestra que en Colombia la "mamasantonería" (léase: lo estoy haciendo pero no sé nada) es todavía algo muy común y si quieren comprobarlo, hagan un pequeño sondeo mental, nada más cuenten cuantos de sus familiares, amigos, compañeros de trabajo o conocidos son unas mansas palomas de boca para afuera, pero en ciertas situaciones se les derrama el exceso de represión y empiezan los problemas.

En Colombia no hay un programa establecido de educación sexual continua, dictado por expertos y dónde se proporcione un espacio para hablar abiertamente de temas que se consideran tabú. Tampoco hay una formación en valores y una formación íntegra que permita que las personas, en su propia casa, puedan guiar a sus hijos, hablarles sin miedo, y proporcionarles las herramientas para que ellos puedan tomar decisiones cuando se enfrenten a los inicios de su vida sexual. Todo esto trae como consecuencia un inicio de vida sexual traumática y que termina con bebes criando a otros bebes.

Uno se soprende de las injusticias de la vida, mujeres profesionales, con situación económica estable, que pueden mantener bien a un niño, no pueden quedar embarazadas, y estas niñas ¡con ver un calzoncillo tienen!

Hubo una parte del programa que me llamó mucho la atención por el giro que se le dió. Expusieron dos situaciones de cuando una adolescente quería iniciar "responsablemente" su vida sexual, es decir: quería planificar. La primera es con los métodos anticonceptivos caseros que, vaya usted a saber de dónde obtuvo, son ineficaces e irrisorios:

"El jugo de limón con alkaseltzer luego de tener relaciones hace que la mujer bote el esperma del hombre"
"Yo sé que quedé embarazada porque me tomé una coca cola con mejoral, y eso no es tan efectivo como el limón y el alkaseltzer"
"Esto usted se lo toma antes de tener relaciones y eso evita que quede embarazada: pone a hervir coca cola con siete aspirinas (tienen que ser siete porque si no, no funciona) y se lo toma, vera que no queda embarazada"

Así son varios los menjurjes raros que se inventan para evitar los (inevitables) embarazos.

La segunda situación es cuando la niña no cree en estos inventos y se decanta por pastillas o inyecciones. Entonces va a al centro de salud, pero le ponen las miles de trabas para que pueda obtener el método anticonceptivo (que aquí no es, que vaya allá, que traiga a sus papás, que eso no lo cubre el POS...etc) y claro, la muchacha con las ganas alborotadas, o peor aún, desesperada porque si no se acuesta con el novio, éste se le va con otra (joyitas) accede a acostarse sin protección y hola baby!

En este punto yo ya estaba pensando en programas de esterilización masiva o algo así, pero como eso va en contra de los "derechos humanos" y "principios religiosos"... entonces no se pudo (sigamos llenándonos de bebes que para eso hay mucho espacio).

Ojalá amplíen este especial y profundicen más en esta temática porque es increíble el aumento en las estadísticas de adolescentes embarazadas y lo que es peor, esto representa una carga física, emocional y económica para la sociedad de la cual muchos no tienen conciencia.

jueves, 5 de agosto de 2010

Los 10 mejores libros que he leído

Ya hice un top 10 de las mejores películas de terror que me he visto. Esta semana estaba pensando que quería hacer un top 10 de los mejores libros que me he leído.

No pretendo hacer una crítica literaria detallada primero porque me da pereza y segundo porque tampoco es mi intención. Simplemente quiero mostrar qué libros considero geniales y recomiendo a ojo cerrado.

Esta lista no fue fácil de hacer porque a mi me encanta leer, y son muchos los libros, de diversos temas, que he leído. Sin embargo, aquí elijo los 10 más representativos. Estos son los que más me han marcado por diversos motivos, sea por las circunstancias en que los leí, o porque su contenido es sencillamente cautivador.

10. El hombre bicentenario (Bicentennial man by Isaac Asimov)

Isaac Asimov es el maestro de la ciencia ficción y el padre de las novelas sobre robótica. Él es el creador de las tres leyes que rigen a los robots de sus novelas, un círculo perfecto de protección que permite a los humanos usar a los robots como sus ayudantes sin correr ningún peligro por parte de esta raza superdotada. El libro (que dista mucho de la adaptación cinematográfica que Hollywood hizo)narra la historia de Andrew, un robot cuyos amos iniciales se percatan de su naturaleza única para aprender y cuestionarse sobre la vida, y a quién alientan a través de las generaciones de toda la familia para que busque su "libertad". El libro relata las aventuras de Andrew y su vínculo con su familia y los descendientes de éstos durante 200 años. Aquí se plantean conceptos interesantes como la libertad, la esclavitud, la evolución y el más importante, ¿qué hace a los seres humanos... humanos?. Este libro me gustó mucho porque el autor narra con precisión evolutiva (!) el paso de casi cuatro generaciones acompañadas por un miembro constante, su fiel robot.

9. Insólito esplendor(The shinning by Stephen King)

No se puede negar que en el género de terror el maestro indiscutible es Stephen King. Son varios los sustos y el suspenso que he vivido en un fría tarde de invierno (es decir, una tarde lluviosa en Medellín que no baja de 15 grados). El ingenio insuperable del maestro del terro ha dado como fruto proezas como Carrie, Misery e Insomnia. Aquí expongo el que, a mi parecer, es el mejor de todos. De este libro se han realizado dos adaptaciones cinematográficas, una película y una miniserie. Yo recuerdo que tendría unos 10 años cuando vi la miniserie (pues, cuando medio la veía porque nunca me la vi completa, me daba susto)y, aunque ilógico, después de eso no me llamó la atención verme la película de Jack Nicholson. Unos dos o tres años después, en un día que andaba aburrida porque estaba lloviendo y no podía salir, me puse a vagar en la biblioteca de mi casa buscando una lectura buena. Logré alcanzar este libro que no tenía pasta y estaba medio desbaratado y me senté a leerlo. Decir que el libro me atrapó es quedarme corta. Como un rayo vinieron a mi mente las imágenes entrecortadas de esa miniserie que había visto tiempo atrás.
Este libro narra la historia de la familia Torrance cuyo destino los lleva a vivir a un elegante hotel perdido en las montañas de Boulder, Colorado. El hijo de la pareja, Daniel, tiene un don especial: puede presentir cosas y ver muertos (lo que en el libro describen como el resplandor). El elegante hotel es un hervidero de fantasmas que quieren el poder del niño. El papá, Jack, es un escritor alcohólico y fracasado a través de quienes se valen los fantasmas del hotel para llegar al poder del niño. La madre, Wendy, es la protectora de su hijo y quien lucha hasta el final por arrebatárselo de las garras del mal que reside en el hotel. Los personajes secundarios Dick Halloran (el cocinero que se da cuenta del resplandor de Daniel), Arthur (el amigo de juergas y protector de Jack) y el mismo hotel (que en realidad es el personaje principal) apoyan esta excelente historia donde se mezclan paranoia, poderes psíquicos y la lucha de los personajes entre un mundo que desconocen y los atrae de diferentes formas y la salvación de su familia.

8. Manitu (Manitou by Graham Masterton) El Gitché Manitu (El Gran Espíritu) es una leyenda de los Indios Algonquinos originarios de Manitoba, Canadá. Sin embargo, esta leyenda se ha difundido por toda américa del norte, llegando a mezclarse con tradiciones de los indios Sioux, Navajo y otras tribus norteamericanas.
El libro cuenta la historia de Harry Erskine y Karen Tandy, un pseudo vidente y una chica de alta sociedad cuyos caminos se cruzan cuando a Karen le encuentran un posible tumor en la parte baja de la nuca. Karen acude a los médicos quienes dicen que le extirparán el tumor, pero el día antes de la operación, Karen va donde Henry para que le explique el porqué de los sueños que ha tenido desde que se descubrió el tumor. Harry empieza a investigar la causa y en sus investigaciones descubre que Karen ha sido poseída por el espíritu de un indio hechicero (Miscuamaqus) que vivió en Nueva York hace más de 300 años. Junto a Singing Rock, un viejo hechicero Sioux, Henry trata de salvar a Karen de la temible fuerza de Miscuamaqus quien toma el hospital como rehén y empieza a invocar a los más malevolos demonios de las antiguas creencias de los nativos norteaméricanos.
Una buena historia que me mantuvo pegada al libro debido a su destreza narrativa y su emocionante historia.

7. Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)


No podía dejar de hacerle homenaje a mi escritor colombiano favorito (y favorito de muchos) con la obra que le valió el Nobel de la escritura. Y no es para menos puesto que el tan llamado realismo mágico de Gabriel García Márquez es una experiencia imposible de describir, pero fácil de experimentar. En realidad son varios los libros que me gustan de él: del amor y otros demonios (un toque fuerte porque me lo leí muy pequeña), la cándida Eréndida y su abuela desalmada, crónica de una muerte anunciada, noticia de un secuestro, entre otros. En todos los libros de García Márquez uno encuentra plasmado ese sentimiento patrio que, sin ser fanatismo ni patrioterismo, nos hace identificarnos con sus relatos, con su ambiente, con el pensamiento de su gente, con sus acciones y sus personajes.
Cien años de soledad es quizás el libro que mejor plasma la vida de un pueblo de la costa (cuyas influencias recibió García Márquez en la vida real) con un toque de magia y humor bien administrados. Ni siquiera voy a intentar dar un resumen porque no haría honor al libro. En realidad no hay palabras para describir esta obra de arte (considerada la segunda mejor obra del mundo hispanoablante después del Quijote)si bien que hay muchos motivos para internarse en la maravillosa historia de los Buendía y sus peripecias en Macondo durante cien años.

6. Drácula (Bram Stoker's Dracula by Bram Stoker)
Si hay algo que extraño (y me hace sentir vieja) es la época en que los vampiros eran machos, mordían y vivían en función de la violencia, las ganas de apoderarse del mundo y (ya lo digo sin resentimiento) de comerse (ambas, literal y no tan literalmente) a las mujeres que les gustaba.
En este mundo de hoy en día, dominado por sagas de vampirismo gay como crepúsculo, y amanecer, dónde el vampiro es un digno representante de los emos (con respeto para tan distinguido público), dónde el único terror de la audiencia es que a algún vampiro se le encrespe su muy alisado pelo, dónde la enamorada "protagonista" ruega desesperadamente porque su enamorado vampiro con cara de eterna agonía le de un mordisquito, en fin, donde el culto vampirístico ha sido degradado a un producto comercial light, el hecho de haber leído Drácula hace que pueda soportar esta degradación con heróico estoicismo, pero con una fuerte punzada en mi corazón (de esas que matarían a un vampiro de verdad).
Dejándo de lado mi desagrado por la nueva ola de libros y películas de vampiros (y la exageración), debo decir que Drácula de Bram Stoker tiene su nombre bien ganado y como si presintiera una futura degradación, resalta el nombre de ambos su protagonista y su creador (aunque esta historia se basa en la vida de un cruel príncipe Eslovaco).
El libro de Bram Stoker es una recopilación de los diarios de los protagonistas del mismo, quienes aportan los diferentes puntos de vista de una misma historia. En esta historia, un grupo de ciudadanos combate la maldad de un antiguo rey vampiro de un recóndito país de Europa Oriental quien se traslada a Londres para expandir su imperio. Aquí se muestra cómo el vampiro actúa como el agente corruptor de lo bueno y puro, del valor especial que tenían la decencia, el decoro y la religiosidad (que tampoco es mi tema favorito, pero uno empieza a apreciarlo con el tiempo): es decir, esta novela muestra al vampiro como una verdadera fuente de maldad y peligro, pero aún más importante, como un desafío a lo cristiana y moralmente aceptable (que de hecho es lo que transmiten las antiguas historias en las que se basa la leyenda de Drácula)de la sociedad de ese entonces.

5. Hyperion y La caída de Hyperion (Hyperion by Dan Simmons)
Empezar a narrar lo bueno que es este libro es supremamente difícil porque con sólo leer las primeras líneas uno queda atrapado en un mundo más allá de la imaginación. Este libro me encanta porque expone un mundo futurístico (y muy real) y narra de forma animada y viva la historia de sus personajes.
En un futuro muy distante, cuando la humanidad ya se ha dispersado por toda la galaxia, cuando la hegemonía de la red es símbolo de civilización, orden y seguridad, cuando esta hegemonía se encuentra bajo el control de las Inteligencias Artificiales que gobiernan el tecnonúcleo, estalla una guerra contra los éxters (seres humanos que no quisieron estar bajo el dominio de la hegemonía y se alteraron genéticamente)y entra en juego un factor externo: el planeta de Hyperion y su temible criatura llamada el Alcaudón. En este marco, el libro nos narra las aventuras de siete peregrinos escogidos por el Tecnonúcleo y la Hegemonía para peregrinar a Hyperion y llegar al valle del Alcaudón con el propósito de evitar la inminente guerra. Sin embargo, el destino les tiene preparada una sorpresa mucho mayor, en medio de historias de intrigas, detectives, iglesias de expiación final y una esperanza para la salvación de la humanidad.

4. Yo, Robot (I, Robot by Isaac Asimov)
Ya comenté que Asimov es el padre de la ciencia ficción en especial de la Robótica (en sus libros) y he aquí una de las que, a mi parecer, es una obra maestra. En este libro se recoge toda la historia de la robótica (del mundo imaginario y futurístico de Asimov, teniendo en cuenta que él escribió esta novela a finales de la década del 40)desde sus inicios en 1980 hasta el 2056 año en que muere la Doctora Susan Calvin, uno de sus personajes principales.
El libro en sí es un compendio de análisis sobre las tres leyes de la robótica, enlazados en un hilo argumental principal que tiene como protagonistas a un joven reportero y a la Doctora Calvin (nada que ver con la película, pero esa es otra historia), una afamada Robopsicóloga pionera en su campo. Este libro nos lleva a los diferentes escenarios en los que se utilizan los robots y su interacción con los seres humanos (o más bien la posición de los seres humanos frente al uso de los robots). Aquí se proponen situaciones en que las tres leyes de la robótica (en principio infalibles)se pueden ver alteradas debido a la interacción humanos-robots. Hay que tener en cuenta que los robots de Asimov poseen algo llamado cerebros positrónicos, hechos de tecnologías súper avanzadas, que le otorgan al robot una inteligencia y agilidad superior. Cuando Asimov los describe, parece estar hablando de seres humanos mecanizados, y esto es uno de los aspectos que se exploran en el libro, la desconfianza hacia los robots, la seguridad de las tres leyes robóticas y las mismas reflexiones de un robot sobre sus creadores. Es un libro que aconsejo a ciegas para los que se sientan atraídos por la literatura de ciencia ficción (y los que no.. también lo encontrarán interesante).

3. El amo del juego (The Master of The game by Sidney Sheldon)


Este libro es muy especial para mí porque cuando lo leí estaba en una etapa de mi vida en la cual no me podía decidir sobre qué hacer, qué estudiar, trabajar en qué... y aunque este no es un libro de superación personal, la historia es tan atrapante que uno no puede más que identificarse con la protagonista (apartando el hecho que ella es multimillonaria y tiene una mente de negocios prodigiosa. Digamos que me identifiqué con ella porque nos llamamos igual jajaja). El libro narra la historia de la familia Blackwell (en un principio los Macgregor) cuya riqueza y poder enmarcan el escenario de presentación de cinco generaciones tan distintas y únicas entre sí que no parecen unidos por lazos de sangre.
La historia empieza con Jaime Macgregor, quien viaja a Suráfrica en busca de diamantes. A su llegada se encuentra con Salomon Vandermerwe quien lo estafa y casi lo mata. Jamie se venga con ayuda de el ex-empleado de Salomón, un Bantú llamado Banda. Entre ambos roban parte de la riqueza de Salomón y se vuelven millonarios. En el proceso Jaime deja embarazada a la hija de Salomón quien da a luz un niño. Jamie se casa con ella y tiempo después tienen a Kate, quien hereda de su padre la tenacidad y el magnifico cerebro para los negocios, aparte del maravilloso imperio comercial que él construyó.
La segunda parte de la historia cuenta la vida de Kate, desde su infancia en Suráfrica, sus estudios en Londres y su matrimonio con el amor de su vida, la mano derecha de su padre: David Blacwell. Kate incrementa el de por sí grandioso imperio de su padre, pero se vale de engaños mentiras y manipulaciones que involucran a su propio esposo, a su hijo y a sus nietas. La historia presenta a Kate como una mujer fuerte e inteligente cuyo único deseo en la vida es que alguien de la familia Blackwell se haga cargo del imperio que poseen. La tercera parte de la historia se desplaza al hijo de Kate: Tony, quien decepcionado por las mentiras de su madre intenta matarla, y luego se enloquece y se interna en una clínica de reposo mental. Tony tiene dos niñas, dos gemelas, Eve y Alexandra, quienes son las próximas herederas de la fortuna Blackwell. A pesar de ser hermanas, ambas tienen personalidades completamente opuestas. Eve es mala, desde los cuatro años intenta matar a su hermana, aunque falla en sus intentos. Al final se involucra en un complot para que su hermana se case con un asesino y éste la mate, dejándola a ella como la única heredera. Alexandra por su parte es inocente de todo hasta el último momento. Adora a su hermana y quiere a su familia. Alexandra luego engendra a Robert, el último de la dinastía y cuya historia finaliza con su abuela Kate queriéndo incitarlo a estudiar comercio para hacerse cargo del imperio familiar.
Luego del capítulo protagónico de Kate, ésta sigue presente como el eje central de la vida de su familia, dispuesta a todo (incluso a impedir los deseos de sus familiares) con tal que sean ellos quienes se encarguen de su empresa, puesto que para ella es lo más sagrado que su padre pudo construir y sólo debe estar en manos de un Blackwell.
Este libro me encantó porque nos muestra a un personaje fuerte y decidido, en una historia enmarcada por el dinero, la sangre y el poder.

2. Los Reyes Malditos (Les rois maudits by Francis Druon)

Volando un poco en el tiempo y en el espacio nos encontramos con la magnífica saga de los reyes medievales franceses descendientes del Rey Felipe el Hermoso. La saga consta de siete libros: El rey de hierro, La reina estrangulada, Los venenos de la corona, La ley de los varones, La loba de Francia, La Lis y el León y el último Cuando un Rey perdió a Francia.
Felipe el Hermoso, Rey de Francia, recibe una maldición por parte de los templarios que él manda a ejecutar para robarles su dinero. El Gran Maestre de los templarios, en su hoguera pronuncia una maldición contra sus ejecutores, y esta maldición se extendería hasta la décimo tercera generación.
Cada uno de los libros se enfoca en una parte de la historia (que no me detengo a analizar porque se hace muy largo el escrito) y en cada uno de los personajes principales dentro de esta historia, narrando de esta forma la vida de las trece generaciones siguientes a Felipe, a todos aquellos que ostentaron la corona de Francia, pero cómo la maldición pesó y se expandió. La narrativa y precisión histórica de estos libros hacen que sea una historia entretenida y atrapante, y qué mejor forma de estudiar un poco la historia medieval que a través de sus personajes más importantes que cambiaron el curso de la historia de dos países y, por ahí derecho, del mundo entero.

1. El padrino (The godfather by Mario Puzzo)Esta es quizás una de las obras más conocidas de la literatura gracias a la adaptación cinematográfica cortesía de Coppola. El padrino cuenta la historia de la familia Corleone, enfocándose en sus dos principales personajes: Vito Corleone (Padre) y Michael Corleone (hijo), dos personajes que ostentan el título de Don dentro de una jerarquía de "negocios" (apoyados ocasionalmente con asesinatos, extorsiones y demás recursos de la mafia). Muchos hemos visto las tres películas, y aunque son magníficas, en especial la segunda, el libro hila las historias de una forma mucho más concisa y retrata más aspectos de la familia Corleone y sus ayudantes (la historia de Kay y el panadero es muy diferente a la de la película). En fin, esto no es una comparación literario-cinematográfica, y puesto que se han hecho tantos análisis de este libro dejo hasta aquí. Pero lo recomiendo para quienes busquen una buena historia de suspenso, acción y que quieran empaparse un poco de una cultura cuya violencia enmarca la belleza de sus costumbres.

En una próxima ocasión describo otros libros que también me han gustado mucho y que aconsejo para su lectura.

Manejo humanitario de fauna callejera

A mí es la única que se me ocurre ver este video cuando emocionalmente no estoy en mis mejores días, pero igual, aunque esté de buen talante, las noticias sobre el maltrato animal siempre me deprimen.

Aquí les dejo este video que me llegó al alma (dramática y todo...pero es que la carita del final del video es para llorar).

Por cierto, no tengo copyright porque se los copié a unos amigos desde facebook =)

video

¿Da o no ganas de llorar?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails