lunes, 30 de abril de 2012

Más diferencias lingüísticas

Los programas doblados no me gustan. Nunca lo han hecho y nunca lo harán. No hablo sólo del doblaje español peninsular (que ya suficiente tengo con oirlo en vivo y en directo) sino cualquier doblaje. El doblaje latino no me gusta ni poquito; sólo lo tolero en las películas de Disney aunque, si tengo la oportunidad, prefiero verlas en voz original.

Sin embargo, la televisión aquí es TODA doblada. Aunque en teoría aquí hay televisión satelital (con lo que debería poder cambiar al audio original) no he podido saber cómo se hace, así que me ha tocado ver TV en español de aquí.

A fuerza de males me he acostumbrado a ver mis series favoritas con voces diferentes. Sin embargo, no ha sido una mala experiencia porque he descubierto que la variación lingüística va mucho más allá de lo que me habían enseñado en la universidad.

Hace unos días, por ejemplo, estuve viendo un programa de Discovery Channel (doblado, obviamente) y escuché dos palabras pronunciadas de forma extraña: ícono y várices. Según mi gramática, son palabras esdrújulas (la sílaba tónica es la antepenultima) y siempre llevan tilde, por lo tanto el énfasis se hace en esa sílaba. En el programa la pronunciaban iCOno y vaRIces, con el énfasis en la penúltima sílaba.

Fui al diccionario y efectivamente, la palabra ícono puede escribirse con o sin tilde, pudiendo por lo tanto pronunciarse como esdrújula o grave. La palabra várices no la encontré, entonces no estoy tan segura. Pero me sorprende porque (sumado a lo que ya les conté de los usos de ciertas palabras que yo considero vulgares o arcaicas) lo que yo aprendí es una mínima parte del uso real de las palabras, y ya no entremos en terreno de status educativo o asuntos de bilingüísmo donde las posibilidades se duplican.

También me sorprende que aquí, en ocasiones, le ponen otro artículo a los sujetos (eso aquí en Catalunya, no sé en el resto del país). Dicen por ejemplo: "la calor", "el donut", "la mar" (este último lo tenía como uso poético). Y otro uso curioso es el intercambio del pronombre "te" con "se": "cuando vas caminando te se mete el pólen en la boca", "ese producto hace que te se caiga el pelo".

Allá en Colombia está muy generalizada la idea de que en España, al ser la madre patria, se habla un español más "puro" o en todo caso, son más exigentes con el idioma. Mi propia educación en traducción tenía como base el conservar el idioma de llegada lo más natural y fiel posible. Creo que esto me sembró la idea que aquí se hablaba un español "libre de calcos".

Cuál no sería mi sorpresa cuando, aparte de horrorizarme por el nivel de vulgaridades con el que se habla aquí (pues expresiones tales como "me cago en..." "la puta que..." "joder", "coño"... son normales) me econtré joyitas como la siguiente (vistas en TV, en el comercio y habladas por personas reales en conversaciones reales, incluso en mis clases de lingüística): "dermatológicamente testado" (calco del inglés tested, porque del latín significa otra cosa), "recuerden que deben testar todas sus hipótesis en la sección de análisis" (en clase), "oye, pásame el ketchup", "creo que se comió un donut" (que yo sepa, son salsa de tomate y rosquilla... aunque en colombia les decimos "las donas"), "tengo que ir al váter" (supongo que será water, en todo caso, el baño), "¿quieres tu frankfurt con bacon?" (después de mucho rato entendí que frankfurt es una salchicha y he estado en restaurantes que hasta escriben "beicon" al pobre tocino)

En este momento no recuerdo más, pero han sido muchas las palabras y expresiones que me dejan perpleja al darme cuenta que no son tan exigentes con el idioma, como me lo hicieron creer. De hecho el nivel de calcos es muchísimo mayor  al que he visto en Colombia (aunque el nivel de vulgaridades, no nos digamos mentiras, es igual)

Creo que por eso no miento cuando le digo a mis compañeros que, al llegar a España, también empecé a aprender un nuevo idioma.

lunes, 23 de abril de 2012

23 de abril y sus fiestas

Hoy es el día mundial del idioma español. Celebración de la vida y obra y conmemoración de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra, escritor de la novela "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha" (El Quijote) y un clásico de la literatura universal.

Recuerdo que en el colegio hacíamos un acto cívico por este día y se hacían concursos de cuentos (yo gané algunos premios), poesías, canciones etc.

También conocía este día como el Día del Libro. El día en el cual todas las librerías se reunen en la calle, en una especie de bazar gigante y dejan sus libros a buenos precios.

Pues, hoy se suma una fiesta más a este mismo día. Resulta que en Catalunya y Aragón se celebra el día de San Jordi (San Jorge). En este día los hombres regalan rosas a las mujeres y ellas les regalan libros a ellos. Dejando de lado la connotación un poco sexista de la fiesta, es una celebración bonita.

Las ramblas están llenas de toldos con libros y flores, pero hoy no pude ir porque estoy con lo del viaje de mi hermana, así que ya lo disfrutaré el próximo año en Inglaterra. Me hubiera gustado ir a la feria del libro en Madrid, pero bueno, ya en otra ocasión será (además, hace poco compré muchos libros y todavía no los he terminado todos)

Y, otra nota bonita de la fiesta, fue esta pequeña rosa que me regaló el nietecito de la señora que vive aquí en la casa. Todavía la tengo con agua, aunque ya veo que se me está abriendo mucho. Pero bueno, mi primera rosa de San Jordi (y la única por lo visto jejeje)

Próximo destino

Bueno, ya puedo hacer oficial la otra buena noticia que me ha alegrado bastante estos días. Mi hermana se va (de hecho, ya está viajando) para Calcuta, India, a hacer sus pasantías con la empresa en la que yo trabajaba.

Estoy muy contenta porque es un logro gigante. Es una experiencia que le enriquecerá tanto personal como profesionalmente. Además, ¡porque tengo planes de ir a visitarla en junio o julio!

Y ahora, siendo yo la que está a la espera que ella llegue, estoy hecha un manojo de nervios. No sabía que esta espera por noticias, por saber si llegan bien, por saber si todo va bien era tan tan desgastante. Ahora entiendo a mi mamá, que se quedó preocupada cuando yo viajé.

Justo ahora estoy esperando noticias sobre los tiquetes que tenía que reclamar en Frankfurt. Está esperando a que abran el mostrador y le dijeron que ahí le daban los tiquetes, pero me suena que tenía que ir al mostrador principal. Bueno, yo sé que todo eso es parte del viaje y que es algo que ella solita tiene que hacer. Pero no dejo de ponerme nerviosa y de desear estar allá, poder ayudar en algo más.
Uhm, no me quiero imaginar lo posesiva que seré si llego a tener hijos!

En fin, a una semana de mi viaje a Inglaterra, estoy siguiendo el viaje de mi hermana a India. No veo la hora que sea mitad de año para poder visitarla!

Próximo destino: India (antes Inlgaterra)

En caravana por España III

Regresamos a Rubielos de Mora el viernes santo en la noche y decidí ir a dar un paseo por el pueblo (otra vez). En esas estaba cuando empecé a escuchar unos tambores. Tocaban un poco y se quedaban callados. Volvían y tocaban y se quedaban callados. Empecé a seguir el sonido (aunque no era muy fuerte que digamos) y a caminar por las calles solas... cuando de repente giré una esquina y esto fue lo que vi que venía hacia mí:





¡Qué susto tan grande! Encima que vienen callados (excepto el sonido de los tambores) vienen encapuchados como el KKK (yo sé que no es el KKK, pero fue inevitable hacer la asociación). Me hice a un lado y dejé que la procesión fúnebre pasara. Es un espectáculo fuerte... no me quiero imaginar los de Sevilla, con flagelados y todo.
En fin, luego me fui a ver el partido del Barça al bar y me quedé por ahí molestando con unos conocidos. Luego me fui a dormir.
Al otro día, me levanté, me organicé y salí de paseo (otra vez, es que había mucho por recorrer). Esta vez fui al museo de arte abstracto de uno de los pintores del pueblo (alguien muy famoso, al parecer, llamado Salvador Victoria), a la plaza de toros, a la antigua Guardia Civil, a la casa donde se quedó Franco una noche y al convento que usó como fortín militar, al ayuntamiento y a otros lados.













Luego, ya era hora de volver, así que cogimos la autopista hacia Valencia y regresamos por el camino del mar. Fue muy bonito porque también paramos en varias partes. La que más me gustó es esta, en la cual se ve el Delta del Ebro a lo lejos. Fue muy entretenido ver los barcos que cargaba sal y que salían.





Luego, seguimos hasta otro pueblito llamado Torredembarra. Está también a la orilla del mar y es bastante bonito. Ahí conocí un poco más de la pesca nocturna deportiva y pude ver la luna llena saliendo del mar como una bola de fuego y alzarse hacia el cielo. Es algo increíble, pero había dejado la cámara en la caravana entonces hubo algunas fotos que no pude sacar. Sólo tengo estas del puerto.


En la madrugada continuamos con el viaje hacia Barcelona y por fin hasta la casa. Así que este es el recuento de la Semana Santa española. Un viaje definitivamente muy lindo!




lunes, 16 de abril de 2012

En caravana por España II

Bueno, continuando con la crónica del viaje de Semana Santa, quedé en que nos fuimos a las montañas.



La primera parada fue el pueblo de Rubielos de Mora, un pueblito a 900 metros de altura en la sierra de Gúdar, Aragón (límites con Castellón). Es un pueblo medieval y de verano, es decir, no vive casi nadie en invierno porque es frío frío (tanto que cuando estuve, la temperatura osciló entre los -4 y 5 grados, y hasta nevó). En este pueblo vivió el señor cuando era jóven y sus hermanas tienen casas allí.





Yo estaba emocionadísima porque por fin iba a conocer una de esas casas medievales (aunque estas, obviamente están restauradas, los cimientos y algunas paredes son originales) y me di cuenta que tienen una arquitectura bastante peculiar. Como no pueden construir de forma horizontal porque el pueblo es más bien pequeño, tienen que aprovechar las eras, los pajares y los lugares donde tenían a los cerdos y en esos 90 metros cuadrados, levantar las casas. Hacen unos trabajos maravillosos porque logran hacer que cada piso parezca un apartamento completo y como son casa construidas con triple protección (piedra, cemento y otra cosa que no recuerdo) no son tan frías como uno creería (aunque, obvio, se necesitan radiadores y estufas).





De este pueblo me gustó mucho la historia. Resulta que cada calle está nombrada según una personalidad que haya vivido allí, además, encima de cada farol de la calle, ponen un muñequito que simboliza la labor que realizaba dicha personalidad. Así la calle de los barberos tiene un farol con un cuchillito, la calle de la farmacia tiene un farol con una balanza, la calle del horno tiene un señor con una hogaza de pan, la calle del pintor tiene a un pintor, la calle del torero tiene a un señor con un toro y así sucesivamente.











El pueblo tenía siete arcos que permitían la entrada, los cuales se cerraban de noche. Ahora quedan dos, pero uno de ellos, el principal, aún conserva en sus faroles dos objetos distintivos del pueblo. En uno está la llave del pueblo, que se le entrega a los que llegan, el otro es el escudo del pueblo, símbolo que los identifica. Más arriba, en la muralla, hay un búho (que yo creí era de verdad, pero es una estatua) que ve el bien y el mal de todos los habitantes y visitantes.



Como aún era miércoles, no había llegado mucha gente al pueblo, entonces estaba muy vacío. Se podía andar por las calles solitarias y me llegué a sentir en una película de época o en una película de misterio. Era un ambiente muy bonito, aunque hacía bastante frío.





Al otro día fuimos a otro pueblo cercano llamado Mora de Rubielos (al revés del anterior). Allí estuvimos en las tiendas Adidas, Sportwell y Nike (los saldos que llevan de Barcelona) donde todo estaba baratísimo. Aproveché y me compré un par de cositas. De vuelta, vimos un castillo medieval, fabuloso. Lástima que ya mi cámara tenía las baterías agotadas y no pude tomar foto.

Al otro día, cuando nos estábamos organizando, para ir a otro pueblito cercano "Puebla de Arenoso", el señor recibió una llamada. Había muerto un amigo de ellos de ese pueblo (el que manejaba el bar del pueblo) y claro había que ir a presentar los respetos a su familia. Entonces nos dirigimos allí.



Este también es un pueblo muy antiguo y mucho más pequeño que Rubielos. Está entre dos montañas que rodean un río. Este río lo represaron y crearon un lago precioso. El agua es azul cristalina y parece un paisaje sacado de un cuento de hadas. Como el pueblo no tiene velatorio, al señor lo estaban velando en el mismo bar. Yo no me quise quedar afuera porque la calle estaba sola, así que entré pero no fui a ver al muerto sino que me fui para la terraza a ver el paisaje más lindo que he visto (las montañas y el lago, con el cielo metálico y unos rayitos de sol). Claro, me picaban los dedos para tomar foto, pero no me pareció adecuado hacerlo en la mitad de la velación. Entonces esperé hasta salir y logré tomar una foto que más o menos ilustra lo que vi en el bar.





Luego, fuimos a comer a casa de unos amigos de los señores con los que fui y se hizo muy tarde, así que dormimos allí porque al otro día era el entierro y la misa. Ese dia nevo en la parte alta de la montaña, pero no cuajó, entonces no hubo foto.

Al otro día fui a recorrer el pueblo donde sí pude tomar varias fotos. Era viernes santo y aparte la gente estaba organizándose para el entierro, entonces las calles estaban vacías. Uno de los amigos del señor que vive allí me llevó a recorrer el pueblo y me mostró la panorámmica desde el cementerio (que es la parte más alta). Luego caí en cuenta que era viernes santo, ví la hora y eran las 3 y estaba lloviendo bastante. Menos mal iba acompañada, o si no el yuyo que me daba iba a ser bueno.



Esta última foto muestra las barreras que ponen en las corridas de toros, para que el toro no se meta a las casas y para que la gente que viene corriendo se pueda resguardar del toro.

En la noche, luego del entierro y de la misa, nos devolvimos a Rubielos, donde alcancé a ver la procesión de la crucifixión. Pero de eso hablo (y muestro fotos) en el tercer y último post porque mañana tengo que madrugar y ya me tengo que acostar!

martes, 10 de abril de 2012

En caravana por España

Como ya conté alguna vez, yo soy mala planeando vacaciones, y casi siempre los planes me salen así de la nada. Esta Semana Santa no fue la excepción. Hasta el domingo de ramos, yo no tenía planes (bueno, sí tenía un plan de irme en un circuito con una compañera de la U, pero estoy ahorrando para otro viaje largo pronto y no hice mucho esfuerzo) pero mi vida es un día normal y otro sorpresa...

Me estaba preparando para pasar una semana con mis libros (compré varios libros en inglés que me tienen súper enganchada... lo malo es que leo muy rápido y ya me quedan pocos para leer) y para pasar un rato tranquilo cuando me preguntaron los señores de la casa en la que vivo: "¿Niña, y tu qué vas a hacer esta semana?" yo les conté que no iba a hacer nada y me dijeron "Pues entonces vente con nosotros a viajar con la caravana"... de una dije que sí.

El señor tiene un autocaravana, que yo conozco como casa rodante o tráiler, con el cual ha paseado por media europa. Yo nunca había montado en un carro de esos, entonces la emoción de viajar se mezcló con la emoción de viajar en caravana. Fue toda una aventura.

La caravana tiene puesto para seis personas, comedor, baño, cocina y armarios. También tiene comodidades como calefacción, aire acondicionado, agua caliente y fría, gas, horno, radio y baterias recargables con energía solar. Yo estaba sorprendida porque es una casa pequeña con ruedas. Al principio era incómodo porque estoy acostumbrada a hoteles o a casas, entonces convivir con tanta gente en un espacio tan pequeño es difícil y require mucha tolerancia, pero luego me enfoqué en la parte turística del viaje y fue más divertido. Esta es la caravana en la que viajamos toda la semana.



Salimos el martes a las 6am (es decir, oscuro, porque aquí amanece a las 8 pasadas) y fuimos a buscar a la señora a su casa de Barcelona. A esas horas la ciudad tiene un encanto bastante particular, las calles solas, el cielo entre negro y azul y el viento frío. Es bastante bonita. Luego seguimos hacia el sur, donde me quedé completamente dormida en una de las literas porque generalmente yo me duermo a las 2 o 3 am y me levanto a las 11am, entonces estaba fundida. Me desperté cuando llegamos al Delta del Ebro a un pueblito llamado Sant Carles de la Rápita. El Delta es maravilloso, con los arrozales, las salinas y aunque estaba haciendo frío y llovía, pude dar un paseo por el puerto.



Después de desayunar, fuimos hasta otro pueblito en la costa de Castellón, llamado Oropesa del Mar, allí fuimos a una parte turística llamada Marina D'Or, el cual iba a ser el Dubai Español, pero la crisis inmobiliaria llegó y la ciudad quedó a la mitad. Aunque la mitad que construyeron es sencillamente espectacular. Hoteles 5 estrellas, balnearios, parques lujosos, caminos de playa, jardines elegantes... es increíblemente hermoso.






Este parque tenía animales: peces, pavos reales y gallinas salvajes. Caminaban entre la gente como si nada. Eran bastante tranquilos.





Este pueblito me gustó bastante, pude caminar por la playa hasta llegar al pueblo principal. Con el señor, paramos a tomar un café y caminamos hasta el casco antiguo. Luego nos devolvimos y paseamos por la marina propiamente y por sus calles decoradas (lástima que no nos quedamos en la noche, habría sido lindo ver esas luces).



Luego tomamos rumbo hacia Alginet, otro pueblo de Castellón, donde visitamos parte de la familia del señor, uno de ellos pintor, me regaló un cuadro precioso de su autoría. Dormimos allí mismo en Alginet. Como ellos saben lo dormilona que soy yo, me dijeron que ese día tenía que estar lista a las 10am en punto para comer. Yo me levanté temprano y fui, cuando me salen con la sorpresa que vamos a almorzar... los miré con cara de ¿es broma? y no.. no era broma... resulta que los trabajadores se levantan muy temprano y sólo toman un café, pero a eso de las 10 de la mañana, se reunen todos y hacen una especie de desayuno almuerzo. Comen pescado hervido, buñuelos de pescado, anguila, olivas, aceitunas, maní (aquí le dicen cacahuate), vino y ensaladas. Yo comí una de mis comidas preferidas de aquí: tortilla española con queso fresco y pan (no fui capaz con el pescado a esa hora, ni con el vino).

Luego fuimos a un huerto de naranjas, una finca para cuyos dueños había trabajado la familia del señor. Era una casa gigante, preciosa. Los naranjos estaban cargados de naranjas súper dulces. Di una vuelta a la finca, conocí a la mayordoma y luego nos fuimos a Valencia.





Allí en Valencia visitamos algunos lugares, pero de pasada. Donde sí nos quedamos bastante rato fue en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un gran complejo artístico y moderno que alberga diferentes edificios futuristas donde se realizan exposiciones artísticas y científicas. Este lugar me dejó sin aliento (por lo hermoso y por el calor jeje).









Después de pasear una tarde por Valencia, partimos hacia las montañas. Pero lo continúo luego porque todavía tengo tareas que hacer y mucho que organizar... no sabía la cantidad de ropa que se acumula para lavar en una semana de viaje!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails