lunes, 30 de abril de 2012

Más diferencias lingüísticas

Los programas doblados no me gustan. Nunca lo han hecho y nunca lo harán. No hablo sólo del doblaje español peninsular (que ya suficiente tengo con oirlo en vivo y en directo) sino cualquier doblaje. El doblaje latino no me gusta ni poquito; sólo lo tolero en las películas de Disney aunque, si tengo la oportunidad, prefiero verlas en voz original.

Sin embargo, la televisión aquí es TODA doblada. Aunque en teoría aquí hay televisión satelital (con lo que debería poder cambiar al audio original) no he podido saber cómo se hace, así que me ha tocado ver TV en español de aquí.

A fuerza de males me he acostumbrado a ver mis series favoritas con voces diferentes. Sin embargo, no ha sido una mala experiencia porque he descubierto que la variación lingüística va mucho más allá de lo que me habían enseñado en la universidad.

Hace unos días, por ejemplo, estuve viendo un programa de Discovery Channel (doblado, obviamente) y escuché dos palabras pronunciadas de forma extraña: ícono y várices. Según mi gramática, son palabras esdrújulas (la sílaba tónica es la antepenultima) y siempre llevan tilde, por lo tanto el énfasis se hace en esa sílaba. En el programa la pronunciaban iCOno y vaRIces, con el énfasis en la penúltima sílaba.

Fui al diccionario y efectivamente, la palabra ícono puede escribirse con o sin tilde, pudiendo por lo tanto pronunciarse como esdrújula o grave. La palabra várices no la encontré, entonces no estoy tan segura. Pero me sorprende porque (sumado a lo que ya les conté de los usos de ciertas palabras que yo considero vulgares o arcaicas) lo que yo aprendí es una mínima parte del uso real de las palabras, y ya no entremos en terreno de status educativo o asuntos de bilingüísmo donde las posibilidades se duplican.

También me sorprende que aquí, en ocasiones, le ponen otro artículo a los sujetos (eso aquí en Catalunya, no sé en el resto del país). Dicen por ejemplo: "la calor", "el donut", "la mar" (este último lo tenía como uso poético). Y otro uso curioso es el intercambio del pronombre "te" con "se": "cuando vas caminando te se mete el pólen en la boca", "ese producto hace que te se caiga el pelo".

Allá en Colombia está muy generalizada la idea de que en España, al ser la madre patria, se habla un español más "puro" o en todo caso, son más exigentes con el idioma. Mi propia educación en traducción tenía como base el conservar el idioma de llegada lo más natural y fiel posible. Creo que esto me sembró la idea que aquí se hablaba un español "libre de calcos".

Cuál no sería mi sorpresa cuando, aparte de horrorizarme por el nivel de vulgaridades con el que se habla aquí (pues expresiones tales como "me cago en..." "la puta que..." "joder", "coño"... son normales) me econtré joyitas como la siguiente (vistas en TV, en el comercio y habladas por personas reales en conversaciones reales, incluso en mis clases de lingüística): "dermatológicamente testado" (calco del inglés tested, porque del latín significa otra cosa), "recuerden que deben testar todas sus hipótesis en la sección de análisis" (en clase), "oye, pásame el ketchup", "creo que se comió un donut" (que yo sepa, son salsa de tomate y rosquilla... aunque en colombia les decimos "las donas"), "tengo que ir al váter" (supongo que será water, en todo caso, el baño), "¿quieres tu frankfurt con bacon?" (después de mucho rato entendí que frankfurt es una salchicha y he estado en restaurantes que hasta escriben "beicon" al pobre tocino)

En este momento no recuerdo más, pero han sido muchas las palabras y expresiones que me dejan perpleja al darme cuenta que no son tan exigentes con el idioma, como me lo hicieron creer. De hecho el nivel de calcos es muchísimo mayor  al que he visto en Colombia (aunque el nivel de vulgaridades, no nos digamos mentiras, es igual)

Creo que por eso no miento cuando le digo a mis compañeros que, al llegar a España, también empecé a aprender un nuevo idioma.

2 comentarios:

  1. Es interesante tu punto de vista.
    Yo, que vine muy pequeña, me adapté rápidamente a los giros gramaticales y de pronunciación. Aunque a mí, desde que tengo uso de razón me ha gustado el acento español (el primer día que llegamos encendí la televisión para ver "como eran las películas aquí") pero sí, se me hizo raro sobre todo ver mis series o películas famoritas, como los Simpsons y escuchar escuchar "Homer" en lugar de "homero" pero que te voy a decir...ahora mismo (y sin ánimos de ofender) no aguanto casi ver películas o series en español latino, será que llevo casi 10 años empapándome del castellano de la madre patria que no me acostumbro y se me hace super raro.
    Interesante Entrada :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails