domingo, 13 de mayo de 2012

Inglaterra

Bueno, he estado bastante alejada de mi blog porque desde que llegué de Inglaterra he tenido que enterrar la cabeza en mi tesis. Pero hoy, aprovecho que terminé un pedazo de los experimentos y que estoy esperando a que lleguen mis amigos para inaugurar mi primera comida en casa (ya contaré luego) y me desatraso con las experiencias de mi viaje a Inglaterra (antes que se me olviden).

Dejé Barcelona bajo un sol hermoso y un cielo azul (y me iba ahogando con mi chaqueta y mi polar) y llegué al aeropuerto del Prat. Pasé por controles de inmigración (puesto que Inglaterra, al no ser parte del espacio Schengen, exige control de pasaporte. Esto parece no gustarles mucho porque el señor de pasaportes, al revisar el mío, dijo: "mejor que lleve todos sus papeles en orden, esos Ingleses molestan demasiado")

Cuando compré los tiquetes, no me fijé bien con cual compañía los compré (yo compro mucho a través de intermediarios) pero cuando estuve buscando la terminal, vi que la compañía se llamaba Bmibaby... sí, yo también casi me muero de la risa (y dle susto porque pensé que me habían timado) pero, a pesar de su nombre poco común, es de las pocas compañías (y yo creo que la única) que tiene vuelo directo Barcelona-Birmigham, es decir, vuelo de 2 horas, no como las otras que con las escalas me tocaba soportar un vuelo de ¡8 horas!

A pesar de ser una compañía de bajo costo, me gustó mucho el servicio. Los precios de la comida no eran caros y la atención fue muy amable. El viaje fue muy agradable, tanto que cuando aterrizamos, el piloto hizo chistes y hasta de pequeña guía turística, diciendo lo que podríamos hacer en Birmigham esa tarde lluviosa.

En el aire alcancé a ver Londres y la primera impresión fue "Dios mío que ciudad tan grande". Me pareció ver islitas, no estoy segura, creo que serán pequeñas construcciones en el Támesis (ese es el de  Londres... ¿cierto?)

Al llegar a Birmigham tuve un pequeño contratiempo en la entrada porque mis huellas no aparecían en el sistema. Aunque la señora fue super amable, me pidió que esperara que ella iba a revisar en otro sistema. El caso fue que pasaron como cuarenta minutos, auqnue yo estaba tranquila y estaba entretenida viendo a la gente pasar. Luego, cuando me quedé sola, me entretuve mirando el techo. Unos policías hablaban entre sí y me miraban, pero yo no les hice caso. Supongo que me habrán estado vigilando. Luego de mucho rato, llegó la señora, me dijo que muchas gracia spor esperar y ser tan paciente y que disculpara la demora, me dijo que las huellas no salían, pero que ella ya había revisado mi solicitud de visa y que no había problema. Selló el pasaporte y me recomendó ir a la poicía para registrar mi visa. Y me dijo "and Welcome to United Kingdom miss" jejeje, me sentí toda importante.

Luego, en el tren que me llevaba a Wolverhampton, le pregunté algo a una chica y al escucharme el acento me preguntó que de dónde era, empezamos a hablar y resulta que es ex alumna de la Universidad de Wolverhampton. Hablamos todo el trayecto y me contó lo que se puede hacer allí (que no es mucho tampoco). Luego llegué a Wolverhampton y busqué mi hotel. Era un  hotel un poco viejo, pero me gustó porque se veía bastante histórico.

Luego, fui a dar una vuelta (y agradecí mi chaqueta y mi polar) y compré algunas cositas para mi desayuno. Ese día que llegué había algo llamado Pub Crawl, que es una especie de día en el que todos los pubs abren y hacen esta especie de oferta a quienes compren camisetas distintivas. La camiseta es la entrada al pub y permite la estadía d euna hora o algo así y una cerveza o dos, luego, hay que ir a otro pub y así sucesivamente. A mi me habían invitado, pero teniendo en cuenta que había llegado cansada y que al otro día tenía que levantarme temprano, rechacé la idea (y lo más seguro es que haya otros cuando viva allá, entonces ya me desquitaré).

Al otro día fui a la reunión que tenía programada con mi asesor de tesis. Conocí su grupo de investigación (tiene todo un piso para sus oficinas) y realicé mis trámites universitarios. Me dieron el carnét estudiantil en 10 minutos (y ya lo estrené en cine) y me dieron las instrucciones para ir a la policía.

La policía queda en Birmigham, por lo que me tocó devolverme en metro (un trayecto recién construido en el 2008) y me quedé el resto de la tarde paseando por allá.

Al día siguiente tenía un reunión con los doctorandos del grupo de investigación, me quedé trabajando un rato y en la noche salí con una compañera de Erasmus que está terminando la maestría allí y nos fuimos a cine y a tomar cerveza. Vimos "The Avengers" en 3D con un súper descuento usando el carnet estudiantil (seré feliz allá).

Ya al otro día tenía que devolverme para Barcelona, así que dejé el hotel temprano y me dirigí al aeropuerto. Hacía mucho frío, pero me dio risa que todos los ingleses que iban para Barcelona estaban con ropa de verano, sandalias, vestiditos y ambiente festivo. Yo iba con frío y cuando llegué (a pesar del sol radiante) el viento lo sentía frío.

Este primer viaje me dejó una buena impresión, aunque ya vi que voy a tener problemas con el clima (es muy frío y siempre llueve). Habrá que esperar y ver. Por ahora, dejo esto consignado para que no se me olvide la primera experiencia! Y me voy porque ya llegan!









1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails