lunes, 28 de mayo de 2012

Preparando el viaje II: la odisea de viajar en India

Para viajar en India hay que tomar un curso intensivo de ¿cómo me movilizo estando allá? con énfasis en "Convirtiendo divisas de forma adecuada", "Cuidado que no lo timen" y "Evitando los ataques acardíacos".

No exagero cuando cuento que planear el viaje al Taj Mahal desde Calcuta ha sido todo un entuerto, en especial cuando tienes que aprender a conocer el sistema de trenes, conocer el sistema de las listas de espera, conocer las mejores rutas y darte cuenta que el viaje más corto entre lugares "cercanos" es de tres horas... (a mi no me gusta pasar tanto tiempo encerrada en ningún medio de transporte).

Pero empecemos por el principio. La idea de conocer el Taj Mahal surgió porque, bueno, quién sabe cuando podremos volver y hay que aprovechar que estaremos allá un tiempito. Además, es una de las maravillas del mundo y sería lindo tener esa experiencia.

Resulta que desde Calcuta, la mejor forma para llegar al Taj Mahal (que queda en Agra, una ciudad como a 5 horas de Nueva Delhi) es por tren, porque en avión sale un poco costoso. Empezamos a mirar las páginas del tren y cuando logramos comprender cómo funcionan (y aprendimos a no impacientarnos con su lentitud) entonces encontramos los trenes que necesitamos. Primer golpe: el más rápido se toma 20 horas en llegar!!

Bueno, luego de ese primer choque, empezamos a hacer cuentas que necesitaremos cuatro días, dos para ir y dos para volver, entonces la idea es quedarnos en Agra un par de días (para descansar y ver bien el Taj) y luego continuar con el viaje. Pero oh, cuando entramos a comprar los tiquetes... resulta que quedamos en lista de espera!

Esto es gracioso porque el problema no es quedar en lista de espera, el problema es que la misma página lo advierte: si la lista no se mueve, se le devuelve su tiquete. Sin embargo, las probabilidades que la lista de espera se mueva son altas, aunque eso no quiere decir que usted se pueda acomodar en la clase que inicialmente compró.... entonces, tengo que esperar a ver si por algún milagro divino un porcentaje alto de gente cancela y rogar para que mi hermana y yo obtengamos tiquetes en (tatataraan) 2da clase!

Los trenes que van de Calcuta hasta Agra sólo tienen 2da clase, 3ra clase y sleeper. 2da y 3ra tienen aire acondicionado y  4 o 6 literas por carrito (pero por las fotos, se ve más cómodo el tren de cercanías de Barcelona) y sleeper es donde van todos juntos sin aire acondicionado. Entonces, al comprar en lista de espera, si se mueve, me garantizan un puesto en el tren... pero puede ser en sleeper... y... por más "aventurera" que sea (que en realidad no lo soy) pasar 20 horas en una olla hirviente... no es precisamente mi idea de viaje (en este blog se pueden ver fotos de lo que hablo).

He hablado con algunas personas que han ido y me dicen que aunque al principio es duro, luego uno se da cuenta que lo material está sobrevalorado y uno aprende a vivir las cosas sencillas de la vida. El problema es que yo vengo muy mal acostumbrada a la comodidad y a las cosas buenas, y pensar que me toca hacer semejante sacrificio por ir a ver el Taj Mahal... me pone a dudar.

Y quizás si me quedara más tiempo, iría (porque tengo que tener en cuenta las 12 horas de ida y vuelta), pero por ahora no he resuelto el tema de permiso aquí, entonces no puedo quedarme mucho tiempo allá. No sé, creo que tengo que esperar hasta junio para decidir qué haré.

Creo que tanto preparativo (vacunas, recomendaciones médicas, saber el tipo de salubridad-o falta de- que hay allá, clima) me ha puesto un poco paranóica y me está predisponiendo. Estoy tratando de pensar bien las cosas y tener la mente abierta, pero es difícil cuando toda recomendación viene con un "cuidado" por delante...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails