jueves, 24 de mayo de 2012

Preparando el viaje: India

¿Preparar un viaje? no tengo idea qué es eso. Yo soy experta en decidir lo que quiero hacer a última hora y terminar metida en las vacas locas más raras del mundo.

El primer viaje no es la excepción. A mediados de junio tengo que ir a Besançon, Francia a ver las presentaciones de tesis de los Erasmus de segundo año, y hasta hace unas semanas no tenía ni idea de cómo iba a ir. Con una compañera planeamos el viaje juntas, pero por esperar tanto nos salió un toque carito. Aunque, hay que ver el lado positivo: vamos a ver a nuestros compañeros y, por ahora, de vacaciones!

A finales de junio viene el viaje largo. Resulta que la semana pasada llegó mi visa de turista para India, y (como buena acelerada) ya tengo los tiquetes. Me voy a finales de junio (unos días después de mi presentación de tesis) y dependiendo de unos asuntos legales, me quedo hasta mediados de julio. La idea es visitar a mi hermana en Calcuta, a una amiga en Mumbay y a otros amigos en Nueva Delhi... aunque no creo que alcance a hacer todo este recorrido. Igual, ya estoy contenta con saber que voy a ver a mi hermana y pues, ¡que voy para India!

La primera cosa que me di cuenta fue: ¡oh, que rico, mi vuelo tiene parada en Doha, Quatar!... ¿eso dónde queda?... luego me di cuenta que queda en el medio oriente y llegó mi segunda pregunta... ¿necesito visa?... Después de un fin de semana de pensar que me había precipitado mucho, el lunes llamé a la aerolínea y me dijeron que si me voy a quedar en el aeropuerto, no necesito visa, pero que si quería salir, necesitaba pedir un permiso a mi embajada (la de Colombia en España) porque eso dependía del tipo de convenio que hubiera entre ambos países. Como mi escala no es muy larga, me contentaré con ver el desierto desde la ventana.

Después de ese primer choque, me di cuenta que esta vez no puedo ir tan a la loca y he empezado a "planear" el viaje, porque aparte de la visa para entrar a India hay que tener muchas cosas en cuenta, desde tiquetes, idioma, costumbres hasta la más importante: cómo sobrevivir a las condiciones sanitarias del país y las medidas que hay que tomar desde tu lugar de partida.

La principal medida son las vacunas. A mi hermana le pidieron (exigieron) el certificado de la vacuna de fiebre amarilla. A mí aquí no me pidieron nada de eso, de hecho para la visa sólo me pidieron un formulario y el pasaporte. Entonces me quedó la curiosidad de lo de las vacunas y me puse a investigar en internet.

Resulta que hay países que son foco de infección de fiebre amarilla. Colombia e India son dos de ellos, por eso es necesario vacunarse. Pero como yo llevo viviendo varios meses en España, según los virólogos yo no soy portadora del virus, lo cual deja a mi libre albedrío ponerme o no esa vacuna.

Si por mi libre albedrío fuera, pues me evitaba esa inyección y ya. Pero yo me conozco, seguro termino pescando el bicho más raro de todos y luego seré la paciente cero del virus más extraño... así que mejor pedí cita en el centro de vacunas internacionales del hospital de Bellvitge y fui hoy.

En general, la atención en los centros sanitarios de aquí (a los que he ido) es buena. Hoy no fue diferente, excepto que me hicieron esperar más de lo necesario porque hubo dos urgencias y tres bebes enojones que no se dejaban vacunar. Luego me tocaba a mí, que después de escuchar gritos de dolor de los niños, ya iba un poco mosqueada.

Cuando llegué a la consulta me preguntaron mi destino, si iba a quedarme en las ciudades, a qué tipo de casa iba etc... y decidieron que aunque yo tengo varias vacunas, era necesario poner un refuerzo y la de la fiebre amarilla, así que terminé con cuatro vacunas (polio, tifus, hepatitis A y fiebre amarilla) y con receta para algunos medicamentos para diarreas, picaduras de insectos y las indicaciones de qué hacer en caso de enfermedad allá.

Si mi hermana no estuviera allá, y yo se que está bien, honestamente me habría entrado la paranoia... parece que uno fuera a la selva virgen, lejos de la civilización! Es verdad que las condiciones sociales distan mucho de ser las que conozco, pero tampoco hay que exagerar (eso espero).

Eso por el lado de la salud, ahora estamos organizando lo del alojamiento porque resulta que no me puedo quedar con mi hermana, puesto que ella vive en una Guesthouse contratada por la empresa, y no hay poder humano que yo (que ya he trabajado para ellos) me pueda quedar allí... estamos buscando alojamiento cerca a esa casa y tenemos dos en la mira. Ella debe estar allá en este momento mirando la residencia. Lo más importante para mi es que tenga baño privado y aire acondicionado. No necesito una suite del Waldorf ni mucho menos tengo exigencias de diva: con que sea limpia, con baño y aire, no me importa nada más. Ah bueno, claro está, que sea de un precio razonable y que quede cerca de donde vive mi hermana (jeje, bueno, si tengo varias exigencias)...

Y por último estamos planeando un viaje a conocer el Taj Mahal, pero no hemos empezado y yo ya tengo dolor de cabeza y estoy enojada... pero toda esa información da para otro post, así que mejor dejo hasta aquí.

1 comentario:

  1. emocionante, me imagino todo lo "raro" q vas a conocer por allá. Me alegro mucho x ti. Besos.

    PD. Ya quiero ver los post para conocer un poquitin yo también.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails