domingo, 25 de diciembre de 2011

Navidad catalana: el cagatío

Acabo de pasar mi primera navidad lejos de mi familia, lejos de mi país, lejos de mis costumbres ... pero me fue súper bien.

Una amiga me recomendó no ponerme a recordar navidades pasadas sino enfocarme en conocer las tradiciones de este lugar para que no me diera tan duro. Aunque no estaba tan triste como pensé que podía ponerme (en realidad no estaba triste para nada), igual sirvió bastante conocer lo que hacen aquí para navidad.

En realidad la navidad la estoy celebrando desde el jueves, porque vinieron de visita unos amigos franceses del señor con quien vivo. Prepararon pato especial, verduras asadas, champiñones, hubo champaña, vino, licores, café y postres (turrones). La cena de navidad también fue pato, pero esta vez a la naranja, puré, ensalada, champaña, vino, licores y un postre delicioso llamado "Pijama" (frutas confitadas con crema y flan).

Lo que más me gustó de la celebración fue la tradición del "cagatío". Antiguamente, según me contaron, los regalos no los traían Papa Noel ni los Reyes Magos (por cierto, esoty esperando con ansias el 6 de enero para ver los desfiles), sino que los regalos se ponían en las chimeneas y los niños golpeaban la leña y los encontraban. De ahí al cagatío nadie sabe muy bien cómo pasó, pero ese es más o menos el origen.

El "cagatío" es una especie de tronco adornado con ojos, nariz y boca y dos paticas adelante sobre las que se apoya y parece un gusanito levantado la cabeza. En la parte de atrás lo cubren con una cobijita, lo ponen en el centro del salón y se le dice a los niños que tienen que coger un palo de madera más pequeño e ir al baño y mojarlo un poquito y luego contar hasta veinte.



Mientras los niños están en el baño, los adultos ponen debajo de la cobijita unos jugueticos pequeños (carritos, moneditas, lápices y bobaditas estilo piñata) y cuando los niños vuelven, le pegan al tronco con el palo de madera que está un poquito mojado (no tiene nada que ver el agua, es simplemente para distraerlos y poner los regalos) y van cantando una canción (en catalán) que dice más o menos así: "cagatío, avellanas y turrones, no cagues "aranganas" que son muy saladas, caga turrones que son los mejores" (traducción hecha a partir de mi nivel 0 de Catalán) y luego los niños buscan por debajo de la cobija a ver qué les "cagó" el tío, y es ahí cuando encuentran los jugueticos y se vuelven locos de la felicidad.



Al principio me parecía bastante curioso lo del cagatío porque cuando lo vi, no entendía qué relación tenía un tronco con "cagar" (y ya he dicho que aquí tienen una fijación rara con ciertas palabras que yo considero vulgares), incluso tienen un "caganene" que es un niño con los pantalones abajo "cagando" el pesebre... Sin embargo, me pareció una tradición muy divertida (me reí muchísimo con el niño golpeando el tronco, cantando y luego buscando el regalo) y hasta quiero aplicarla cuando vuelva a Colombia, porque debe ser un éxito en una fiesta de niños.





Luego del cagatío, llegó Papá Noel, y nos dejó regalos a todos! (este año estuvo muy activo porque aquí me dio regalos y en Colombia también!!) y por último nos quedamos viendo un show de navidad que pasaban por la tv.

Hoy, que es el día de navidad como tal (nosotros lo celebramos ayer porque éramos dos colombianas y queríamos mantener la tradición), fui a comer a la casa de la hija del señor con su familia. Ambos son profesionales exitosos y ganan bastante bien, por lo que tienen una casa (palacio) hermosísima en las montañas. Tienen piscina, patio, y una vista insuperable! Allí almorzamos caldo de navidad (cuyo nombre no recuerdo) y pollo relleno de pavo y de pato (¡la combinación bomba!)... pasé una tarde muy agradable jugando con los niños y con el perro de la familia y escuchando la mezcla de idiomas de allá: el señor hablando en holandés con los niños, los niños hablando en catalán con la mamá, a mí se dirigían en catalán, pero yo respondía en español, llegó alguien que sólo hablaba inglés... y aún así me reí hasta decir no más, y pasé buenísimo.

En fin, fue un fin de semana de navidad muy agradable y me llevo un grato recuerdo de la navidad con las familias catalanas.

No quiero dejar pasar este día para desearles a todos una feliz navidad y (en caso tal que no pueda volver a escribir antes del 31) un feliz año nuevo (que este año pasaré en Berlín ¡yei!)

2 comentarios:

  1. Que buena navidad pasaste, y el año nuevo te pinta igual ahhh. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Se ve que la pasaste bien ^^
    feliz navidad y espero que pases un feliz año nuevo!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails