domingo, 16 de septiembre de 2012

Más de Wolverhampton

Aprovecho el día de hoy que hay partido de fútbol entre el equipo local (The wolverhampton Wanderers) contra... ni idea contra quien, pero esta ciudad está alborotada. Ya sabía yo que venía para otro lugar de afición extrema al fútbol... al que no quiere caldo...

En fin, aprovecho esta tarde de reclusión (porque también está haciendo frío, el cielo está gris y yo tengo pereza de salir) para actualizar el registro de actividades de este fin de semana.

El jueves pasé por la Iglesia Saint Peter y aproveché que estaba abierta para entrar y conocer y tomar fotos. En Medellín (o en Colombia, no sé) hay la creencia que cada vez que uno entra a una iglesia nueva, pide un deseo y se le cumple. Creo que por eso en mis viajes siempre busco la iglesia más cercana disponible para conocerla y pedir mi deseo. Cuando salí en semana santa con la familia de Barcelona, creyeron que yo era muy religiosa, hasta que les conté esa historia. Aparte, las iglesias europeas tienen una arquitectura muy antigua y me gusta conocer este tipo de edificios.


Esta iglesia es diferente. No es como las que yo conozco, el altar y la grey y a los lados los confesionarios y otras banquitas. Esta iglesia está como dividida en secciones y el altar está en la mitad, entonces la misa se oye desde tres partes, el centro y los brazos... como formando una cruz. Sin embargo, detrás del altar principal hay otra especie de capilla con su altar propio y con bancas a los lados, pero mirando de frente, no hacia el altar.


No sé cómo será la dinámica porque no he ido a misas aquí. Si algún día paso por ahí en misa entraré a ver cómo será ( y también porque acabo de caer en cuenta que nunca he escuchado una misa en inglés).

El viernes tuvimos la primera reunión de bienvenida a los Erasmus y los alumnos de intercambio. Fui muy contenta esperando encontrarme con mis futuros compañeros y ¡oh, sorpresa! era la reunión de bienvenida para los de pregrado. Aunque, como estaba tan aburrida y pues, ya había cogido el paquete de bienvenida, me quedé en la reunión. Básicamente dijeron todo lo que yo ya sabía y explicaron los pasos para el proceso de matrícula. También nos dieron regalitos como esta canequita para los lápices y la jefe del departamento internacional dio un discurso muy gracioso sobre cómo los ingleses están tristes y no saben qué hacer porque fue un verano muy movido con el jubileo, los olímpicos y los paralímpicos, y como todo eso ya se acabó, entonces no saben qué hacer, están desorientados. Por eso nos pidieron que cuando viéramos a un inglés en la calle, lo abrazáramos y consoláramos. Creo que no me he reído tanto como ese día.


Yo ya me matriculé y estoy pendiente de recibir mi carnet y mi carta de la universidad, entonces sólo necesito esperar que lleguen por correo. También estoy pendiente de recibir mi tarjeta del banco (ya por fin tengo cuenta bancaria) así que en la reunión sólo estuve de metida. Aunque sí aproveché para comprar los tiquetes para el viaje a Stratford Upon Avon (el lugar donde nació Shakespeare). Luego me contacté con mis futuros compañeros de maestría y nos fuimos a almorzar y a pasar la tarde, porque en la noche la universidad tenía preparada una fiesta para los "early arrivals" (los que llegaron temprano, oficialmente la semana universitaria empieza mañana, pero como los extranjeros ya estamos aquí, pues había que entretenernos con algo).

En la noche fuimos a la sede del "Student Union" donde nos tenían picadas y juegos para mezclarnos. Básicamente eran los mismos de la reunión, entonces fue más fácil conocerlos. Hubo bingo de personas, un juego dóndo teníamos una hoja con preguntas estilo "Encuentre una persona que sea estudiante de postgrado", "Encuentre una persona que no sea de la UE", "Encuentre una persona que hable más de tres idiomas" etc. y teníamos que ir por el salón, preguntando a los compañeros y anotando sus nombres si cumplían con ese requisito.

Otro juego que me gustó mucho fue una ronda de preguntas sobre lo que sabíamos de Wolverhampton y del área de los West Midlands, en especial del llamado Black Country. Resulta que hay una parte de esta ciudad y una parte de Birmigham (pues, el área entre esas dos) que se conoce como el Black Country. En un primer momento pensé que era por la cantidad de gente negra que hay aquí, pero resulta que es porque esa área estaba llena de minas de carbón, industrias de hierro, acero y otros minerales cuyo procesamiento creó una capa de humo negro en la atmósfera (polución ambiental).

Mi equipo aquí tuvo ayuda de una chica de Birmigham que estaba sentada por casualidad en nuestra mesa. Más que todo fueron preguntas del tipo "¿qué quiere decir un inglés cuando dice: [let's gown four a paint]?" (este es mi intento de fonética) y nosotros teníamos que adivinar el sentido (Let's go for a pint/beer, Vamos por una cerveza). O ¿cuál es el equipo de Wolverhampton? (The Wanderers). Fue divertido porque atinamos a todas, conocí varios dichos y ganamos el primer puesto: ¡una cena para seis y tres botellas de vino!

Mañana empieza oficialmente la "Freshers Week" o la semana de bienvenida de la universidad, hay muchísimas actividades, juegos, asados, comidas, y fiestas en pubs. Hoy he visto como los papás traían a los jóvenes a sus dormitorios, les instalaban, ayudaban a hacer las compras y los dejan listos para que inicien su año académico. Justo ahora acaban de irse los papás de una de mis compañeras de apartamento. Son de Nigeria pero llevan cinco años viviendo aquí en Inglaterra y ella va a empezar clases de Derecho. Una compañera de Nigeria, otra de Tailandia y yo Colombiana... otras dos de Europa y una de Oceanía y tenemos el mapamundi de representantes por continente listo.

Ya cuento luego qué tal estuvo esta primera semana "académica".

1 comentario:

  1. yo quiero ese portalápices!!!

    se te lee contenta Kate, me alegro por ti :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails