jueves, 16 de febrero de 2012

Regresé a España

Definitivamente cuando viene una, vienen todas juntas.

Cuando llegué a Colombia mi mamá tenía gripa, luego cayó mi hermana, luego mi otra hermana. Me visitaron varios amigos, algunos con gripa, varias personas que visité tenían gripa, me mojé con el agua fría de Rionegro... y a pesar de todo, no me había enfermado.

Sólo faltó que empezara a empacar la maleta para que me cayera encima la gripa. Así me tocó viajar. Menos mal cuando llegué el frío no estaba tan fuerte, pero al otro día de llegar, la temperatura bajó impresionante y nevó, entonces la gripa se me declaró en todo su furor! Agréguenle a eso la llegada del periodo (con su correspondiente PMS más fuerte que nunca) el cansancio del viaje, el cambio de horario, la nostalgia por dejar a mi familia y el estrés del viaje a Madrid por la visa de UK.... y no sé cómo no me dio algo peor.

He pasado los días más horribles, deprimentes y a la vez aleccionadores de mi vida aquí en España. Menos mal ya estoy mejorando y poco a poco la vida vuelve a ser bella otra vez (hasta el clima está cambiando, está más tibiecito).

Sin embargo, estos días en cama me han servido para aprender a apreciar la compañía de personas de quienes no esperaba gestos de amabilidad, me ha servido para aprender que tengo un límite y todo no puedo hacerlo sola, aprendí que en muchas ocasiones es mejor encerrarse a llorar y desahogarse cuando lo necesite que quedarme con ese taco adentro, aprendí que no puedo tomar decisiones cuando anímica y físicamente no estoy bien, aprendí que la frustración no lleva a nada y que en ciertas ocasiones lo mejor es irse a dormir y dejar que la naturaleza siga su curso y lo más importante es que aprendí que hay un día tras de otro y que no hay mal que dure cien años: todo pasa!

También creo que le encontré un sentido a lo que estoy haciendo aquí, ya encontré la meta de mi viaje y creo que a ello me aferraré más adelante (la comparto después) y también confirmé lo mucho que quiero a mi familia y aunque me hacen mucha falta (mucha más de la que digo) se que esto no es por siempre, y que pronto volveremos a estar juntos y en mejores condiciones.

Como dije, han sido los días más horrorosos de mi estadía, pero prefiero tomarlos como días de aprendizaje intensivo, un serio regaño de la vida por como estaba llevando la mía. Espero recordar esto cuando vuelvan las vacas flacas!

Ahh y sobre el viaje, en un próximo post porque estoy terminando un trabajo de la U!

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails