martes, 26 de enero de 2010

La independencia

Los cambios no son fáciles. Todos sabemos lo tormentoso y desorientador que es volver a empezar, volver a adaptarse, volver a sentir esa incertidumbre y esas dudas. Pero son para bien, los cambios mejoran nuestra vida, nos hacen más fuertes, abren nuestra mente... nos hacen mejores personas.

En este momento estoy atravesando por una etapa de cambios bastante fuertes, estoy inciando en un mundo difícil, el mundo de los "adultos", de las responsabilidades, de la madurez, un mundo donde la única responsable de lo que me ocurra o me deje de ocurrir, soy yo misma.

Es una situación interesante, por un lado se presenta como un desafío, por otro el miedo a lo desconocido me atenaza. Se estarán preguntando que a qué me refiero... pues al hecho de empezar a trabajar de forma independiente. Ahora me toca ser mi propia jefe y mi propia subordinada. Tengo miedo porque és un campo difícil, pero sé que puedo lograr lo que me proponga. Las experiencias del pasado me han hecho más fuerte y sé que cuento con el apoyo incondicional de muchos (a quienes de paso aprovecho para agradecer).

Poquito a poquito intentaré conquistar ese mundo, y de paso aprovecharé para probar mis habilidades, para saber hasta qué punto soy capaz o no de ser independiente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails