miércoles, 8 de diciembre de 2010

Sobre la pedofilia

He estado dándole vueltas al tema, leyendo, buscando información (la cual es más bien poca o sectorizada por lo polémico del tema) y sigo pensando cuál será la mejor forma de escribirlo. No hay una forma mejor de escribirlo, así que sólo escribo. A ver que tal queda.

Nota: El siguiente post de ninguna forma apoya, aprueba y/o alienta la pedofilia, sin embargo, pide que los lectores tengan la mente lo suficientemente abierta para leer, conocer los hechos y luego decidir su postura.

En estos días un amigo me pasó un artículo (en inglés) de alguien que hablaba sobre la falsa libertad y libertad de expresión. El autor dice que la libertad debería ser completa y no condicionada, como se había visto en dos casos recientes: el de wikileaks, en que la fiesta mediática continúa en pleno furor y ya vimos que empezaron las presiones del Gobierno de EEUU para desalojar la página web de servidores nacionales y la congelación de las cuentas. El segundo caso, que es del cual quiero hablar, es el de la reciente polémica que sufrió Amazon por vender (y retirar) el libro “The Pedophile’s Guide to Love and Pleasure: a Child-lover’s Code of Conduct”. (La guía de los pedófilos para el amor y el placer: código de conducta de los amantes de niños)

La historia es la siguiente: El autor Philip R. Greaves II escribió este libro como una especie de código de conducta para que los pedófilos lo sigan. Él dice que en los tiempos actuales, los niños tienen relaciones sexuales, eso es algo innegable, y por esto son presa fácil de adultos a quienes les gusta mantener relaciones sexuales con niños (pedófilos). La idea de este libro, según su autor, es definir unas ciertas normas que conduzcan a una relación sana y saludable entre un adulto y un niño. En sus propias palabras : “This is my attempt to make pedophile situations safer for those juveniles that find themselves involved in them, by establishing certian rules for these adults to follow. I hope to achieve this by appealing to the better nature of pedosexuals, with hope that their doing so will result in less hatred and perhaps liter sentences should they ever be caught.” (Este es mi intento de hacer que las situaciones de pedofilia sean mucho más seguras para los jóvenes que se encuentren involucrados en ellas. La idea es establecer ciertas reglas para que los adultos las sigan. Espero lograr esto apelando a lo mejor de la naturaleza de los pedosexuales. Esto dará como resultado una disminución del odio y, probablemente, sentencias menos fuertes en caso tal que los atrapen)

Amazon empezó a vender este libro normalmente, y cuando el público se enteró, empezó a emitir quejas que deberían retirar este libro porque apoyaba la pedofilia. Amazon se pronunció diciendo que ellos no censuraban a sus autores y que ellos no estaban en contra de la libre expresión: Amazon believes it is censorship not to sell certain books simply because we or others believe their message is objectionable. Amazon does not support or promote hatred or criminal acts, however, we do support the right of every individual to make their own purchasing decisions. (Amazon cree que es censura no vender ciertos libros sólo porque nosotros u otras personas consideran que su mensaje es censurable. Amazon no apoya o promueve el odio o actos criminales. Nosotros apoyamos el derecho de los individuos de tomar sus propias decisiones de compra.)

Sin embargo, la opinión pública se recrudeció y Amazon retiró dicho libro de las ventas, hasta el momento no se han recibido respuestas por parte de Amazon y cuando se intenta acceder al sitio web dónde estaba alojado el libro, aparece el siguiente mensaje: "Lo lamentamos. La dirección web que usted ingresó no es una página en funcionamiento en nuestro sitio"

Aquí hay dos cuestiones que quería abordar. Primera ¿qué es y qué entendemos por libertad de expresión?

Lo que me han enseñado es que vivimos en una comunidad donde la libre expresión es un derecho vitalicio y básico del ser humano. No soy tan ingenua para pensar que de hecho se respeta, viviendo en un país donde la opresión mediática es tan fuerte sé que la libertad de expresión está condicionada a lo que piense la tendencia de turno, el régimen de turno, la moda de turno. Sin embargo, cuándo algo va en contra de lo que creemos, de lo que sabemos o de lo que pensamos, ahí se transforma de libre expresión a atenta contra la moral y las buenas costumbres. Esto me lleva a la segunda cuestión que quería abordar: ¿qué tanto impacto tiene dicho libro y porqué alborotó tanto a la comunidad Estadounidense?

La pedofilia es un patrón de comportamiento sexual en que la excitación o el placer sexual se obtienen, principalmente, a través de actividades o fantasías sexuales con infantes o personas que están entrando en la adolescencia. El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSMIV) describe que el diagnóstico estándar de un caso de pedofilia incluye fantasías sexuales intensas o recurrentes, impulsos sexuales o necesidad de actividad sexual donde el objeto de atención es uno o varios niños prepubescentes (generalmente, menores de 13 años). El individuo tiene por lo menos 16 años y es, como mínimo, 5 años mayor que el tipo de menor por el que muestra su atracción.

En casos de pedofilia encontramos dos tipos de pedófilo: los adultos que toman su relación con los niños "responsablemente", es decir, no intentan inflingir daño sino buscan placer y que sea consensuado (según entendí) y el segundo tipo son los que fuerzan a los niños a tener relaciones con ellos (abuso sexual).

No me adentro mucho en el tema porque ya está más que documentado y todos conocemos muy bien lo que significa la pedofilia. Quiero exponer el otro lado de la moneda, el de cuando son los niños quienes buscan sexo.

Hace un tiempo leí un artículo del Ministerio de Educación que dice que con el tiempo, la edad para empezar vida sexual está disminuyendo. Es decir, ahora los niños empiezan a tener sexo desde los 10 o 12 años, es decir, un despertar sexual mucho más temprano que antaño. Esto, dicen, se debe a que la información está mucho más disponible ahora que hace unos años, internet, la televisión, los videojuegos contienen una fuerte carga de sexualidad que hace que los niños pierdan las inhibiciones y pasen de la teoría a la práctica. Esto es una realidad innegable.

Entonces tenemos el siguiente panorama: un adulto que obtienen placer de los niños (hablamos del primer tipo, de los "responsables", es decir, los que no hacen daño o fuerzan a un niño, aunque esta palabra cuesta tomarla en serio cuando se habla de pedofilia) y un niño que desde temprano siente curiosidad y placer sexual o que ya ha iniciado una vida sexual. Aquí, tenemos inevitablemente una unión o una atraccción. Vamos a llevar el panorama un poco más allá. Al niño/a le gusta el adulto en cuestión y el adulto también gusta del niño/a. Se inicia una relación con base en estas dos personalidades.

A todos nos escandalizan los casos de abuso infantil, son deplorables y merecen la pena más alta de todas. Sin embargo, ¿qué pasa cuando es el niño el que consiente e incluso busca este tipo de encuentros? No nos podemos escudar en eso de que "es que a esa edad no son conscientes", pónganse la mano en el corazón y piensen cuántos de ustedes eran vivos y despiertos a esa edad, ahora imaginen lo despiertos que son los niños de hoy en día si desde que nacen están expuestos a la ola mediática de "libertad de expresión". Si un niño es lo suficientemente despierto para drogarse, emborracharse o buscar sexo, entonces no estás hablando con cualquier niño indefenso y pobre que fue llevado a caer en esas garras por mala crianza y falta de guía, estás hablando con una personita lo suficientemente consciente de sus actos y de lo que se debe y no se debe hacer.

En este punto me detengo porque hay una aclaración que sí debo hacer, a mi no me criaron con la etiqueta de "niña tonta", por eso a los niños no puedo verlos como "tontos" o "indefensos". Yo sé muy bien que (como todo) hay niños inocentes y hay otros aviones. Entonces, partir de que los niños no tienen el conocimiento suficiente y la apropiación suficiente de su entorno está errado y eso puede llevar a una mala interpretación de las normas y regulaciones sociales. Por eso aquí pongo como ejemplo ese tipo de niños, que por una u otra razón "entran en el mundo adulto antes de tiempo" (¿porque quién dice que uno es adulto a los 18 años?, ¿qué diferencia hay entre 17 y 18 años? ¡yo tengo 24 y todavía no me siento adulta!)

Entonces tenemos una relación consensuada entre un adulto y un niño. Es un hecho que no podemos negar, y es más común de lo que creemos, porque cuando puse este ejemplo no pensaba en un viejo verde de 58 años y una nenita de 10. Pensé en un muchacho de 17 años y una niña de 11 años. Pensé en un muchacho de 25 años y una niña de 16. Pensé en un caso de una mujer de 27 años y un muchacho de 17. Todos estos son casos reales, que conozco, y que mi sociedad acepta (por lo menos no condena de frente).

¿Cuál es la mejor edad para tener sexo? la fiesta de 15 años se celebra como una forma de presentación en sociedad, lo que muchos no saben es que la tal fiestica se hacía antes (en una época donde llegar a 35 años era una hazaña) para decirle a la sociedad: mi hija ya puede quedar embarazada, ¿quién la compra?. 15 años me parece demasiado jóven para que una persona pueda asumir la complejidad de la vida sexual con madurez. Sin embargo pasa, y no nos morimos por ello.

Entonces el punto es, ¿a qué se debió tanto alboroto con este libro? ¿qué es lo sorpresivo? una guía para que los adultos que prefieren tener contacto sexual con niños sepan hacerlo bien, de forma que no haya "repercusiones" psíquicas, emocionales ni psicológicas no me parece tan disparatado como una niña de 12 años teniendo que soportar el trauma de quedar en embarazo y tener un bebe.

¿Hasta qué punto llega el moralismo y la censura de la sociedad frente a temas que nos incomodan? Esa gente que hizo la campaña mediática contra la venta de dicho libro no pensó que quizás puede ser una buena forma de advertir a los niños contra este tipo de personas. No sé si el autor sea pedófilo (muchos dicen que si), sin embargo, como toda información, se puede utilizar para bien o para mal. Yo elijo utilizarla para bien, si yo pudiera leer el libro, aprendería como piensa este tipo de personas para advertir a mis hijos sobre la posibilidad de encontrar a alguien así, sobre cómo deben comportarse y qué deben hacer para evitar un encuentro forzoso. Y si resulta que mis hijos empezaron vida sexual temprana, aconsejarlos sobre como llevarla de forma más sana (si, ya sé que no tengo hijos, pero no está mal pensar que así puedo reaccionar).

Alabamos y hasta repetimos las escenas violentas, pero nos ponemos pudorosos cuando vemos una escena de sexo. Regalamos de juguetes a los niños carros y robots y a las niñas muñecas y cocinas, y luego no queremos que los niños sean violentos y ellas sumisas. Inculcamos a las niñas el comportamiento de mujercitas, pero queremos que sigan conservando la inocencia. Controlamos los accesos a internet de los niños, pero les damos celulares, los dejamos ir a bailes, discotecas, les damos tarjetas de crédito y que se vayan de compras. El problema es de fondo, no de forma. No queremos que nuestros hijos "sufran" lo que nosotros sufrimos, pero les abrimos una compuerta de información y no les damos guía.

Ya ven porqué es tan difícil escribir este post, y eso que ni intento rebatir lo que dice el autor que los pedófilos no deberían ser juzgados por su condición: si es una enfermedad, no podemos juzgar a nadie por padecerla sino ayudarle a convivir con ella de la mejor manera posible. No estoy de acuerdo con que hayan censurado ese libro, porque nosotros mismos somos los que creamos ese espacio de confusión donde crecen los niños. Sin embargo, tampoco estoy de acuerdo con que la pedofilia se propague (además, eso de que "menores condenas en caso que los atrapen" me suena como que el autor sabe que es algo malo ¿no?). Los niños deberían crecer a un ritmo normal, ¿pero qué es un ritmo normal?... es bastante confuso.

Sé que he dado muchas opiniones, es inevitable en este tipo de temas, sin embargo quería exponer no sólo una de las caras de la moneda que expusieron con la fiesta de Amazon, sino ambas, ese otro punto que la sociedad sabe pero no quiere reconocer, o no quiere aceptar. Así, la opinión se puede formar con base en dos puntos de vista. Más "objetivo" diría yo.

¿Están de acuerdo con la censura del libro? ¿Deben tener los pedófilos una norma de comportamiento para tener relaciones sanas con los niños? ¿Deberían los niños tener formas de denfenderse o aceptar una relación con un adulto bajo ciertos parámetros?

Un tema ciertamente muy delicado.

7 comentarios:

  1. Ciertamente es un tema delicado pero pondré un ejemplo sobre lo que opino: he atendido casos de violación y abuso sexual y te diré que el problema principal no es ni la violencia, ni daños directos al cuerpo,ni cosas por el estilo. es la manera en como se siente la victima, el problema no es que sea algo indeseado si no precisamente que se vuelve deseado, muchos pacientes afirman, después de mucha psicoterapia que de hecho sintieron placer durante el abuso, que de hecho fantasean con que vuelva a ocurrir. yo te pregunto eso exculpa a los violadores y abusadores? precisamente eso es lo que utilizan para justificarse, y en ocasiones bajo cierto punto de vista tienen toda la razón. pero te vuelvo a preguntar: ¿eso los exculpa?

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que la libertad de expresión coo talno existe en ningún lado. La pedofilia, un tema super complicado, no sabía del libro, pero personalmente no estoy de acuerdo en que circule y si pensaría que su autor es uno de ellos, pienso que lo que debemos hacer es orientar mejor a nuestros niños...

    ResponderEliminar
  3. niña de 16? xD Me parece que tenemos definiciones diferentes de qué significa "niña".

    A los pedófilos nos atraen las niñas prepúberes, es decir, antes de la pubertad. No se puede hablar de que alguien es pedófilo porque le gusta una chica de 16. Atracción pedófila es de 12 años para abajo.

    Las relaciones consensuadas entre adultos y niños lo son independientemente de la edad del adulto. ¿Qué importa si la niña tiene 10 u 11 y el adulto 18, 20 o 30? Mientras sea consensuada y el adulto cuida y protege verdaderamente del menor, no lo usa, no veo porqué haría una diferencia.

    Obviamente, por debajo de ciertas edades no debería haber genitalidad (i.e., contacto explícitamente sexual), pero yo no veo la diferencia entre una relación consentida entre "un muchacho de 17 años y una niña de 11 años" y un pedófilo ya adulto y una niña de 11. Obviamente, mientras mayor diferencia de edad haya más nos resquema, pero si el pedófilo es honesto y amoroso y no usa a la otra persona, no hay ninguna diferencia.

    Como ya dije, los otros casos no tienen nada que ver con la pedofilia, ya que involucran adolescentes.


    ¿Qué piensas?

    ResponderEliminar
  4. Hola anónimo.

    La verdad que hay casos de adolescentes que se pueden considerar todavía como niños, porque es más un hecho de edad mental que de edad física. Y no hay una verdadera diferencia entre una personita de 11, 12 ó 13 años. Tampoco hay porqué cerrar los ojos al hecho que los niños tienen un despertar sexual mucho más temprano hoy en día. Sin embargo, como dije, es un tema bastante delicado y de cierta forma muy subjetivo puesto que si un hijo mío se viera involcurado en una situación como esa, por más que lo planee, no sé cómo reaccionaría.

    De todas formas muchas gracias por leer y participar con tu comentario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Mal que censuren un libro..es el miedo al tabú... a lo delicado, temido,curioso, extraño, a un despertar por la mente..

    la sociedad (alguno/a/s) tienen miedo,es ciega,se hacen los ciegos... ciegas..
    ojala no existieran de los que abusan y son verdaderos criminales de esos que matan.

    Y a los que les atraen las niñitas... saber llevar la situación ya que se puede llegar a obtener un regalo de los placeres de la vida

    está bueno eso de ver las dos caras de la moneda.
    el doble standard
    atractivas niñas,mujeres,maduras
    adorado sea el sexo.

    ResponderEliminar
  6. Creo que esto de la pedofilia se está volviendo más un espantoso suplicio para los pedófilos que para los niños que se dice proteger. TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN se han puesto de acuerdo en linchar a estos pobres sujetos que, a lo mejor, ni saben que tienen estas inclinaciones. Ni siquiera se permiten las fantasías sexuales con las animaciones tridimensionales que simulan niños (Australia es un ejemplo de esta censura). Se han creado POLICÍAS DEL PENSAMIENTO que vigilan la Internet en busca de fotos y videos sospechosos (es como la "guerra contra el terror" de Bush) Sin embargo, la televisión muestra niñas bailando en ropa interior como parte de concursos y espectáculos, y nadie dice nada. Si tanto se quiere proteger a los niños, ¿por qué no se empieza por los millones de niños que mueren de hambre en el tercer mundo? ¡Estoy harto de tanta hipocresía y manipulación social!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails