miércoles, 8 de diciembre de 2010

Día de las velitas con influencia India

Ayer 7 de diciembre se celebró el tradicional día de las velitas aquí en Colombia. En la costa las velitas se preden en la madrugada, pero aquí Medellín nadie se aguanta ese frío, así que a eso de las 7 u 8pm la gente saca las velitas y las prende en la puerta de la casa. También se hacen asados, natilladas y generalmente hay pasantes, licores y otros alimentos para compartir en familia.

En mi casa decidimos hacer un día de velitas incluyendo una parte de la cultura India que nos gustó mucho: los rangolis. Lo que hicimos fue pintar los rangolis (mi hermana los pintó) y compramos flores y velas y simplemente los pusimos en la puerta de entrada.

Quedaron muy bonitos y la gente se acercó muy curiosa a preguntar. Pero casi no pude contar la historia porque después de todo un día en la oficina, no me quedaban muchas ganas de socializar. A eso de las 10 pm yo ya estaba buscando pista para irme a dormir.

Este día de velitas estuvo relativamente tranquilo. La ciudad está de luto por los muertos de un barrio en Bello debido a la avalancha de tierra que destruyó muchas casas y mató casi a 30 personas, y todavía hay muchas desaparecidas bajo los escombros. El invierno ha azotado muy fuertemente a Colombia, y la gente se ha unido para ayudar. Por ese motivo también se canceló la tradicional inauguración de los alumbraditos del río, con el desfile de mitos y leyendas. Se aplazó para este viernes 10 de diciembre.

EL tema de la pólvora también está quieto. Generalmente el 7 es un día donde el exceso de pólvora le crispa los nervios a cualquiera, pero ayer, por lo menos el tiempo que estuve despierta, no escuché mayor ruido. Creo que en la madrugada sí hubo demostración, pero no me di cuenta. Ojalá prohibieran por completo la pólvora y se pudiera disfrutar de una navidad tranquila, sin problemas de quemados o tragedias mayores.

Dicen que el día de la alborada, es decir, la noche del 30 de noviembre al 1 de diciembre siempre hay mucha pólvora y demás celebraciones, pero yo duermo como tronco, no me dí cuenta y apenas este año me vine a enterar que eso se celebraba: la llegada de diciembre...

En fin, aquí dejo unas cuantas fotos de nuestros rangolis navideños. Tengo que comprar urgente una cámara porque mi mp4 no tiene la mejor resolución de todas.











Se me olvidaba contar que Mateo se puso su disfraz de Santa Claus... se veía hermoso. Ya sé porqué dicen que nosotras dañamos a ese perro...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails