sábado, 10 de abril de 2010

De buses y bicicletas

Hace unos días llegaron mi papá y mi hermana contando que había un taco (trancón) en una de las avenidas que van hacia mi casa, que había mucha gente reunida mirando... "seguro que hubo un accidente".

Al día siguiente llegó mi hermana con la historia completa: Un niño (unos doce o trece años) venía en su bicicleta pegado de la parte de atrás de un camión (práctica corriente entre los jóvenes conductores de bicicleta y la parte de atrás de los camiones o buses), el camión dobló y el niño no se agarró bien y se cayó, el problema es que más atrás venía un bus y (uff.. se me puso la piel de gallina) le pasó por encima de la cabeza. Cuenta mi hermana que la gente que vió el accidente dijo que cuando el bus le pasó la llanta por encima de la cabeza del niño, éste botó una bocanada de sangre y claro, quedó toda el contenido de la cabeza esparcido frente y bajo la llanta del bus.

Para terminar de completar la historia, el niño estudiaba en el colegio en el que mi mamá trabaja, aunque era de la jornada de la tarde, y la familia es muy pobre.

Es una historia trágica,aunque he escuchado y visto otros accidentes peores (bueno, vi que un carro atropellaba a un muchacho, pero fue bastante brusco) pero no entiendo por qué esta en particular se me quedó en la cabeza. Yo no ví al niño, ni siquiera salí de mi casa ese día, pero estos últimos días que he pasado por allá me da como una tristeza y un sustico... no sé porqué me sigo imaginando la situación... lo peor es que pienso en qué habrá sentido el niño momentos antes de que la rueda le pasara por encima... es bastante inquietante.

El tránsito ha tratado de corregir esta práctica porque es supremamente peligrosa, pero los muchachos continúan felices pegados detrás de los buses y camiones. Tengo entendido que la familia va a presentar una demanda contra el señor del bus, pero dudo mucho que siquiera la tengan en cuenta, porque el busero no tuvo la culpa, ir manejando y que de repente te salte alguien frente al carro, no es tu culpa.

En fin, es bastante escalofriante la historia, y más la imagen que sigo teniendo del niño antes del accidente... ¿qué tal que lo hubiera visto en vivo y en directo?

4 comentarios:

  1. Terrible ese tipo de cosas, se me puso la piel de gallina a mi también de sólo imaginarmelo, y no creo saber como se sentirá su familia ahora. :(

    ResponderEliminar
  2. Que triste estas cosas... Lastimosamente se esta volviendo un deporte para los jovenes en Colombia.

    ResponderEliminar
  3. Uy si, es horrible, y ahora paso por la calle de los hechos y me da de todo... sigo imaginando al pobre niño... y ni quiero pensar en la familia...

    Saludos!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails