miércoles, 7 de abril de 2010

Tribulaciones de un miércoles por la tarde

Definitivamente cuando viene una vienen todas.

Hasta este fin de semana estaba en crisis existencial porque mi vida no se movía, mi trabajo me estaba empezando a parecer rutinario y me estaba empezando a cuestionar las miles de cosas que me cuestiono cuando tengo la malparidez alborotada.

Pero justo hoy llegan todas las propuestas juntas, entonces empieza el eterno dilema de saber elegir bien las opciones, respetando las promesas y siendo consecuente con todos... ¿quién dijo que ser adulto es fácil?.

La verdad a veces me dan ganas de regresar a tiempos más simples, pero si me pongo a pensar ¿qué tiempos eran esos? ¿la niñez, la adolescencia? esos tampoco fueron tiempos simples, tuvieron su grado de dificultad y tribulación, eso es inherente a todas las etapas de la vida; además, también pienso en todo lo que he ganado y no me gustaría perderlo... ahh que pereza cuando uno se encuentra en este estado.

Y lo peor (o mejor) del caso es que no puedo hacer nada, sino esperar que el tiempo pase y me de la razón sobre lo acertado o desacertado de mis elecciones... y yo me quedo ahí, viendo el tiempo pasar.

1 comentario:

  1. TUS TRIBULACIONES: cuando hay crisis existencial y la "malparidez" alborotada, la vida debe estar en un movimiento espantoso. No encontrarás tiempos más simples. Simplemente. . .Ni en los de Jonás. . .Qué tipo tan mentiroso cuando se atribuló (o emborrachó?). Lo acertado o desacertado no dependen del tiempo sino de la elección. Pero en fin. . .Bien por tus tribulaciones. Ojalá no te ocurran a menudo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails