lunes, 1 de marzo de 2010

Mi teoría de la sociedad inutil y cómo volverla productiva.

En un post anterior decía que hay gente en Colombia que tiene el cerebro reservado sólo para ciertos aspectos más bien banales de la vida cotidiana (fútbol y moda) y pensé explicarme mejor aquí (porque no faltó el que se ofendió!).

1. No tengo nada en contra del fútbol. Aunque en realidad no lo entiendo a veces me parece entretenido: los mundiales, por ejemplo, me gusta ver los partidos por la destreza de los jugadores..... jajaja, mentiras, es para recrear el ojo!!

2. Tampoco tengo nada en contra de la moda, de hecho me gusta mucho estar informada si hay nuevas tendencias en materia de ropa, zapatos o decoración. Pero en forma de hobbie, pasatiempo y/o terapia desestresante (no hay nada mejor que tener una buena tarjeta y todo un centro comercial para explorar... uno nunca tiene ropa y zapatos suficientes)

Entonces ¿qué cual es mi problema?, en realidad ninguno, no tengo nada en contra de eso, los disfruto en su debida dosis y a su debido tiempo y ahí está el meollo del asunto: NO BASO MI VIDA SOLAMENTE EN ESOS DOS ASPECTOS.

Sin embargo, hagamos una radiografía de un colombiano promedio (y vamos, no es que sean brutos): llega a su casa luego de un arduo día de trabajo, en el trabajo las cosas no van tan bien, el patrón está amenazando con hacer recortes, ya el sueldo no le alcanza, tiene que pagar arriendo, servicios, colegios, transportes, loncheras, la mujer está encima diciéndole que también tiene que pagar la cuota de flamingo de las miles de maricadas que sacaron fiadas en diciembre y que en abril no ha terminado de pagar etc etc etc. ¿Quién con todas esas presiones va a llegar a su casa, prender el televisor y se va a poner a reflexionar sobre la situación del país y sobre lo que las noticias muestran? NADIE. Prefiere concentrarse mejor en qué equipo ganó la copa o en lo mami está la vieja que presenta el desafío (si es que todavía siguen dando ese programa).

Este es un comportamiento perfectamente entendible, pero ¿qué pasa con este comportamiento? pues, que se sigue acrecentando, y los hijos lo van aprendiendo de los padres y estos a su vez se la enseñan a sus hijos y así sucesivamente.

¿A qué voy con todo esto?, que la culpa de la sumisión y del estado de idiotez de la mayoría de los colombianos (aparte de nosotros mismos) la tiene las circunstancias que rodean nuestra vida (manera sutil de decir los miles de robos que el gobierno hace y la idea inteligente de algunos presidentes de buscar "mano de obra barata y calificada")

En un país en el que el acceso a la educación (sin importar lo que digan las noticias o propagandas de la tele) es escaso y es caro, donde la salud es un chiste (y esto es en todas las clases sociales), donde las personas saben que hoy tienen para comer, pero mañana ¿quién sabe?, donde se vive la incertidumbre de la violencia, del desempleo, de la falta de todo, en un país así... ¿quién va a ser tan tonto para ponerse a filosofar o a ir más allá de la mera subsistencia?

Tengo que confesar que cuando era más joven (y todavía en algunas ocasiones) yo era mas bien tiranita. Yo pensaba como aquellos que nos dicen que las universidades son elitistas o están llenas de revoltosos (ese tema lo toco en otro post), como aquellos que piensan que si al pueblo se le recortan los gastos, si se les mantiene en una suspensión líquida de fútbol, reinados, cerveza y aguardiente serían una manada de tontos fácilmente manejables. De hecho yo misma hice mi experimento de manejo de mentes "débiles" (tema para otro post) y tengo que reconocer que en un primer momento funciona, pan y circo y el pueblo estará contento!!

Sí, es verdad, pero ¿cuánto dura esa felicidad?, sencillo... dura hasta cuando hay que volver a la cruda realidad de unos pagos cada vez más altos y de unos salarios cada vez más bajos, hasta que hay una emergencia real y no hay cubrimiento de salud o son carísimas las drogas y la EPS no las cubre, hasta que todo ese brillo de lo que en un principio fue divertido empieza a opacarse. Y ahí empieza el desastre: la inseguridad, el desespero y la necesidad que, finalmente, debido a la falta de educación, estalla en violencia. (Casi lloro con estos dos últimos párrafos... sniff... sniff)

Generar educación, salud, empleos, seguridades laborales, familiares, salariales (y todo lo que termine en ales) como hacen las grandes potencias no es algo fortuito (por algo son potencias!!). He aquí mi teoría: si una persona no tiene que preocuparse por trabajo, estudio (suyo y de sus hijos), salud (suya y de su familia) alimentación, recreación, pensiones etc etc etc, mejor dicho.. si no tiene que preocuparse por absolutamente nada, entonces no tiene ningún motivo para no ser 100% productiva en su trabajo, ni mucho menos razones para ser perezosa o para dejar perderlo. En este tipo de sistema, la persona se enfoca 100% en su trabajo, en como generar ideas de crecimiento y expansión y en cómo mejorarlo cada día. Si todos los empleados (bueno, por lo menos la mayoría... no falta el mosco en leche) piensan así y actúan movidos por este ideal, entonces la productividad incrementa y se refleja en la mejora económica. Este tipo de bienestar no es algo que se deje perder tan fácil, entonces los gobiernos subsiguientes tendrían que ir acorde con ello, muy pocos estarían en contra o querrían una destitución gubernamental (aquí es donde aparece la multitud manejable, pero manejable de forma decente)

No soy ni politóloga, ni socióloga, ni economista ni nada parecido, pero me pareció una conclusión bastante lógica y (por lo menos a largo plazo) factible que nos puede beneficiar a todos. No conozco mucho de teorías económico-políticas para saber si es o no admisible, ni siquiera sé si en la práctica funciona, pero es una posible solución al problema y a la situación en la que vivimos (para que no digan que yo sólo critico, a veces también aporto soluciones). Ahora lo que falta por ver es si será posible que cambiemos nustro disco duro y empecemos a actuar para mejorar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails