lunes, 22 de febrero de 2010

Sobre la imputualidad y el desorden

Si hay dos cosas que odio en esta vida es la impuntualidad y el desorden. La gente impuntual me desespera, en mi casa siempre hay peleas (o sea, yo formo la pelea) porque mi mamá y mi hermana tienen una cita a determinada hora y salen casi al ras! Frente al desorden, no me refiero necesariamente al desorden de una casa (aunque me gusta que mi cuarto esté limpio y que las cosas estén donde yo las puse), me refiero es al desorden de una persona o de una institución.

Hoy me levanté a las 6am (cosa que no hago hace casi 8 meses!!) y me organicé muy juiciosa porque iba a mi primera clase con los chicos de la universidad (clases que llevo bastante rato preparando por cierto). Pues bien, llegué muy puntual faltando 5 para las 8, para pedir salón, los exámenes de ingreso y pues, tener tiempo de organizar las demás cosas. Mi jefe llegó a eso de las 8:10 am (cuando yo estaba que brincaba del desespero porque no quería hacer esperar a mis alumnos el primer día de clases) y muy campante me saluda y me dice: ay Kate, tu no empiezas hoy (!!!!)

Resistiendo mi deseo de ponerle el bolso en la cabeza (y le habría dolido porque estaba bien pesado) le pregunté qué había pasado y me dijo que por unos iconvenientes les había tocado mover los días de inicio de los cursos. Ahora bien, en mi cabecita racional y organizada yo pensé : "Bueno, si tuvieron que mover los cursos, entonces él sabía que a mi no me tocaría empezar el lunes sino el miércoles, y dado que tiene TODOS mis datos de contacto... ¿porqué no me habrá llamado?" hice esta pregunta tratando que no se me notara el enojo y me dice: ahh... si.. se me pasó...!!!

En este punto yo estaba que explotaba, no sólo porque me hicieron madrugar en balde, sino también porque me parece una falta de respeto que no me notificaran. Lo peor del siglo, es que esto es un hecho común de la sociedad colombiana (por lo menos la sociedad que yo conozco y en la que he vivido). Desde funcionarios públicos hasta entidades privadas, en nuestro país no se acostumbra se puntual ni tampoco ser organizado.

Entiendo completamente que se presenten inconvenientes, nadie está exento de eso, pero por favor, las normas de cortesía básicas dicen que si usted no podrá llegar a una cita, pues, comuníquese con la otra parte para que no pierda el tiempo. Si se pleanea un evento para determinada fecha y por x o y motivo se debe mover, comuníquese con los asistentes (especialmente cuando tiene TODOS sus datos!!). La omisión de esas sencillas conductas es lo que hace que a nuestro país no se le tome en serio, y que nosotros mismos nos encarguemos de sabotear las posibles oportunidades de progreso.

Bueno, ya me desahogué y por lo menos esta mañana me dió tiempo de organizar un poco de papeles que tenía pendientes, así que no todo fue para mal. Sin embargo no quedo muy contenta con el hecho porque eso hace que le pierda respeto a las personas y a las instituciones. Aún tengo que esperar a ver como me va el miércoles. Espero que por lo menos las cosas salgan bien ese día...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails